La prudencia de Obama Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

No tenemos una estrategia. Fueron las palabras que declaró el presidente de los Estados Unidos al ser cuestionado respecto a la crisis producida por el movimiento llamado Estado Islámico (EI) en Iraq y Siria. No sólo eso sino que al mismo tiempo la situación en Ucrania se ha vuelto más compleja al darse a conocer imágenes de la OTAN que muestran fuerzas rusas penetrar en las fronteras de su vecino y al ser capturados soldados de esa nación por parte de las fuerzas de Kiev.

En Estados Unidos hay ya muchas voces que reclaman elevar el volumen de los tambores de guerra y presionan a la Casa Blanca a tomar acciones, ese es el contexto en el que el presidente Barack Obama responde: primero debemos tener una estrategia planeada por el Pentágono y luego el presidente decidirá. Una forma de decir que están en un proceso para ganar tiempo antes de considerar acciones bélicas. Pero la respuesta no se hizo esperar, para los sectores más conservadores fue una muestra de debilidad o de improvisación, por lo que en muchos medios se han publicado opiniones y decoraciones llamando a que Estados Unidos tenga una actitud más firme.

En realidad, la situación tanto en Medio Oriente como en Ucrania es muy compleja: una acción militar concertada en Iraq puede abrir la puerta a un conflicto que puede escalar y conducir a estallidos violentos de grupos radicales en otras naciones árabes. Incluso puede tensar aún más la situación con Rusia.

La prudencia de Obama no es gratuita, hay suficientes razones para estudiar detenidamente la situación y hacer uso de la diplomacia para ganar aliados en el caso de una acción militar. En el caso de Ucrania la situación es aún más complicada, porque los aliados europeos están dividíos respecto al incremento y alcance de las sanciones que se anunciarían contra Rusia producto de sus acciones militares luego de la anexión por la fuerza de la península de Crimea. El suministro de energía rusa a Europa es un tema sensible, así como las ventas y las inversiones que los europeos hacen en Rusia.

El resultado es alargar el tiempo en la toma de decisiones, lo que produce un desgaste en la imagen del Gobierno, de la administración y del presidente. Lo que decida en estos dos asuntos puede marcar para siempre su gestión, y él lo sabe muy bien. En ambas no hay margen para equivocarse porque las consecuencias pueden ser enormes.

Toda guerra internacional implica un cambio en las fuerzas geopolíticas, y en ambos casos los actores tienen suficientes argumentos económicos y sociales para ser escuchados con atención por parte de las naciones que ejercen la supremacía militar. Ante eso, el presidente ruso, Vladimir Putin, sigue con su estrategia de avanzar y tensar la liga para obtener mejor posición. Y lo mismo parece suceder con las fuerzas del Estado Islámico que poco a poco buscan consolidar sus posiciones y avanzan en una estrategia de difusión en las naciones árabes.

Cada día el espacio para la prudencia de Obama se reduce.

Luis Ernesto Salomón
AGO 31

La guerra persigue a Obama Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

El presidente Obama se planteó terminar con la escalada militar iniciada a partir del 11 de septiembre. Las intervenciones en Iraq y Afganistán habían costado mucho en términos económicos y políticos en Estados Unidos. La caída de Osama Bin Laden y el anuncio del regreso de las tropas desplegadas en Iraq significó un punto culminante en el camino hacia una política externa con menos riesgos bélicos. Pero en muy poco tiempo el panorama ha cambiado radicalmente porque hay ahora mismo dos grandes amenazas: la más importante es la extensión del llamado Estado Islámico en el territorio de Siria e Iraq, que supone el crecimiento de un Ejército de radicales profesionales que se han propuesto dominar a base del exterminio grandes extensiones en ambas naciones.

La amenaza de Estado Islámico se convirtió la semana pasada en un desafío directo al Gobierno de Obama con la decapitación del periodista norteamericano James Foley. Días antes el presidente había autorizado el bombardeo en Iraq para debilitar a los yihadistas. Ahora el tono de la administración que buscó una política menos bélica se ha transformado hasta llegar a la amenaza abierta a los combatientes islámicos al señalar que si tocan a norteamericanos irán por ellos a donde se encuentren. Esto significa simplemente que los atacarían en Siria y que la intervención ahí sería un movimiento bélico muy peligroso dada su ubicación geográfica y política.

No olvidemos que Rusia ha mantenido una cercanía con el régimen sirio y que considera a esta nación como estratégica en sus relaciones externas. La otra amenaza es precisamente Rusia, que se empeña en intervenir en Ucrania mediante un respaldo cada vez más consistente y evidente a las fuerzas rebeldes a Kiev. No es casual que en la semana la OTAN haya manifestado su preocupación por la acumulación de fuerzas en la zona y por la entrada por la fuerza de un convoy procedente de Moscú. Ahí hay una guerra que puede escalar y en Siria e Iraq hay más que una gestación de otra que también puede alcanzar dimensiones mayores.

Ante este panorama, la administración Obama está en medio de decisiones militares de un alcance aún mayor de las que tuvo que tomar su antecesor. Si a eso sumamos la crisis en la Franja de Gaza tenemos una agenda internacional que se centrará más en el Pentágono que en la diplomacia del Departamento de Estado.

De hecho, en las últimas semanas las operaciones militares autorizadas por la administración han ido creciendo, incluyendo los esfuerzos por rescatar a norteamericanos secuestrados en Iraq y Siria, que han sido infructuosas. Los tambores de guerra comienzan a sonar a lo lejos, la tecnología sofisticada se apresta a contribuir en procesos que buscarían ser “quirúrgicos” pero que pueden desencadenar operaciones de gran calado.

Sin duda estas semanas por venir serán probablemente las más complicadas en la gestión de Obama y pueden ser determinantes para el futuro económico y político de Estados Unidos. Los rusos saben bien eso y por eso están tensando la cuerda en Ucrania y han llevado las cosas a un punto en donde seguramente habrá más represalías económicas contra Rusia y mucha más atención al tema en Europa. El presidente que llegó a la Casa Blanca con un mensaje para terminar con la guerra está inmerso en la gestación de otras que pueden ser de mayor calado.

Luis Ernesto Salomón
AGO 24

Claves de la reforma para Jalisco Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

Las reformas emprendidas por el Gobierno de la República en los últimos 20 meses son las más profundas en más de medio siglo. La administración decidió apostar por una transformación desde las bases jurídicas en los sistemas fiscal, de pensiones, justicia, telecomunicaciones, competencia económica, infraestructura, financiero, planeación urbana, relación política con los estados, electoral, portuaria, seguridad interior, Fuerzas Armadas y por supuesto la transformación del sector energético.

En cada uno de estos ámbitos de la vida nacional hay nuevas bases normativas. Las reglas del juego cambiaron.

Ante este amplio panorama renovador hay oportunidades que se abren y riesgos que asechan, por lo que más que nunca es indispensable la actualización y el conocimiento de las nuevas normas y de sus alcances.

Jalisco tiene el reto de colocarse en posición ganadora ante esta transformación estructural. La primera clave en este sentido es tomar conciencia de la posición de la Entidad como de su peso y potencial en el país. Es necesario fortalecer la presencia de Jalisco en la escena nacional, tanto en los aspectos económicos y de empresa como en la representación política.

La capacidad de gestión, la oportunidad para estructurar proyectos y la visión de futuro son fundamentales en este primer aspecto.

Enseguida puede estar la identificación del potencial en los sectores en los que Jalisco puede aprovechar la coyuntura; en este sentido el sector de producción de energías renovables es un campo fértil. Las empresas grandes y medianas pueden y deben incorporarse a los modelos de generación eléctrica con nuevas tecnologías.

Para aprovechar el crecimiento en la industria del petróleo y de electricidad, las oportunidades están en atraer a Guadalajara a las grandes firmas de ingeniería, sistemas, consultoría y gestión que llegarán a México.

Aunque aquí no hay detectados centros de producción, si hay un capital humano y una infraestructura que debe hacer que miles y miles de metros cuadrados de oficinas, miles de cuartos de hotel, miles de viviendas y muchos centros de inteligencia se llenen de personal calificado. Atraer al talento exterior resulta estratégico para nuestro futuro. La competencia en este campo está centrada con ciudades como México, Monterrey, San Luis y Querétaro.

La reforma urbana abre otro campo para la producción de vivienda y de espacios comerciales en los polos de atracción de Guadalajara y otras ciudades medias de la Entidad. Enseguida hay que llamar la atención sobre los aspectos logísticos, que serán un motor para el crecimiento de la región. El incremento en la actividad portuaria, el incremento de la movilidad de la producción industrial y la llegada de nuevas empresas que acompañen el crecimiento energético son fundamentales.

Por otra parte el desarrollo turístico significa una de las mayores oportunidades por el potencial que representa desdoblar la capacidad ya instalada en Guadalajara y Puerto Vallarta.

Consolidar a la capital del Estado como un centro de negocios, como polo cultural, centro universitario y sede permanente de eventos internacionales, así como la consolidación de su base industrial vinculada al exterior son fundamentales para acelerar el proceso de crecimiento cualitativo de la calidad de vida en la ciudad.
En la Costa de Jalisco está el horizonte de desarrollo a mediano plazo más significativo que requiere la construcción acelerada de infraestructura para detonar nuevos destinos que generen inversiones inmobiliarias de gran calado.

Y finalmente el desarrollo del sector financiero es otro campo que puede crecer para generar que los grandes intermediarios participen más activamente y al mismo tiempo se fortalezcan las instituciones locales o se creen nuevos jugadores locales que aprovechen la escala económica y se generen centros de decisión financiera locales.

Estos son sólo algunos aspectos generales. En lo específico es claro que al haber cambiado las reglas del juego en muchos sectores, los actores locales tienen más oportunidades abiertas, tanto en el sector público como en la empresa privada.

Luis Ernesto Salomón
AGO 17

Ébola: prohibido tocarse Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

Desde 1976 la palabra ébola no sólo se refiere al nombre de un río en el Centro de África, sino que describe una enfermedad incurable producida por un virus que vive en murciélagos, los cuales infectan a algunos mamíferos incluyendo a los humanos.

Los episodios epidémicos comienzan en aquella fecha, en la que murieron 431 personas en la República Democrática del Congo, nación que resintió otra epidemia en 1995 con 254 decesos y una más en el año 2000, con 224; y en 2007 perecieron en nuevo episodio contagioso 224 personas.

El brote que se ha registrado desde hace meses en África se localiza en la costa en Sierra Leona, Liberia y Nigeria; hasta ahora ha cobrado la vida de 961 personas y la Organización Mundial de la Salud ha declarado una emergencia por la amenaza que representa para la salud pública mundial. Ahora mismo la situación se ha salido del control de los países afectados y se ha comenzado a tomar medidas que resultan aterradoras. La inicial es el aislamiento primero voluntario y luego obligado de los habitantes de las zonas afectadas.

En Sierra Leona hay un verdadero cerco que impide la movilidad de poblaciones y ciudades. Dada la gran cantidad de médicos y enfermeras que han muerto, los hospitales no solo están aislados, sino que comienzan a estar desiertos de profesionales de la salud.

Por otra parte, las autoridades sanitarias han abierto la puerta al uso de tratamientos experimentales desarrollados en Estados Unidos y Canadá. Hay pacientes en hospitales de Atlanta y Madrid. Casos sospechosos en Arabia Saudita y una declaración de emergencia en Nigeria, una nación que no había sido tocada por el virus y ahora comienza a tener casos confirmados y decesos.

En una situación como ésta los derechos de las personas son afectados de forma brutal, como el caso referido en un reportaje de El País en donde una madre entrega a su niña enferma al hospital donde se le aísla y luego se le impide volver a verla y asistirla para evitar el contagio. El aislamiento provocado por la huida masiva de Sierra Leona es una situación límite que puede llegar a producir situaciones de ingobernabilidad en las poblaciones en riesgo. Y aunque una de las autoridades más reconocidas del mundo en materia de epidemias, el médico Tom Frieden, director del Centro de Control y Prevención de enfermedades (CDC) de Atlanta, ha dicho que la situación se puede controlar en un pericos de tres a seis meses, no se conocen los alcances que pueden tener las medidas sanitarias ni su efecto social.

México comenzó a tomar medidas preventivas mediante la creación y desarrollo de protocolos de acción y emitiendo alertas de viaje para los países afectados. El desafío que representa el ébola no sólo es sanitario, sino un reto ético para las personas encargadas del manejo de la situación. Habrá que estar atentos a la profundidad y alcance de las medidas que se tomen. Por lo pronto, hay ahora mismo una amenaza a la salud y a la libertad de miles y miles de personas. La prohibición de tocarse que se ve en los carteles de Freetown en Sierra Leona son muestra de esa amenaza.

Luis Ernesto Salomón
AGO 10

No llores por mí Argentina Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

La situación económica en Argentina es incierta. La semana pasada cayó en lo que las calificadoras denominaron un "default parcial". El Gobierno se empeña en sostener que no hay impago, pero las consecuencias financieras no se han hecho esperar.

Muchas veces las crisis de deuda son provocadas por políticas macroeconómicas erráticas, pero en esta ocasión la situación es provocada por una situación legal derivada de la anterior crisis en la que cayó el país suramericano. Los llamados “fondos buitre” lograron una fallo de una corte en NY que obliga a pagarles condiciones mejores que quienes re negociaron con quitas hace años. La resolución del juez Thomas Griesa ha sido un hito para las finanzas internacionales porque pone en entredicho el concepto de soberanía financiera nacional. Somete a una nación a una resolución dictada en tribunales de otra. Pero tampoco podemos dejar de lado que Argentina ha caído en impagos en siete ocasiones en el pasado a partir de 1827. Aunque el récord lo tiene Venezuela en la región con 11 ocasiones.

Ahora el tema se centra en las consecuencias de una situación que puede repercutir en Suramérica y que sienta un precedente. La lección primaria es que no se puede obligar a los tenedores de deuda soberana a aceptar quitas de manera uniforme. Y que los fondos internacionales tienen la posibilidad de hacer valer la jurisdicción de Estados Unidos en el mundo. No es poca cosa. Si la situación persiste por mucho tiempo el fecho financiero sobre Argentina puede ser terrible con devaluación de la moneda y ajustes que lastimen a la población. Pero existe la posibilidad de que se encuentre una salida lateral mediante una negociación con los grandes bancos que puedan estar dispuestos a pagar los “fondos buitre” y asumir los más de 500 millones de dólares que reclaman mediante condiciones preferentes. La responsabilidad de este episodio no es solamente de Argentina, sino que el FMI tiene su parte al no actuar oportunamente con medidas adecuadas.

Ahora el mundo se enfrenta a una situación en la que hay y habrá complicaciones recurrentes por la adjudicación de los contratos de deuda soberana en los tribunales extranjeros, y la incapacidad internacional para organizar un procedimiento justo y creíble para las quiebras de países o regiones. Por ello es necesario crear mecanismos para que las naciones accedan a recursos mediante otro tipo de garantías y eviten episodios de impago que dañan a todo el sistema financiero.

El mensaje para países como México es claro: la renegociación oportuna de la deuda y la selección de los acreedores es fundamental para planear un sistema sustentable para hacer que los flujos de pagos se mantengan. El episodio argentino tiene sus flecos muy propios, pero es claro que la situación puede ser un precedente nocivo.

Seguramente veremos una solución pactada en los próximos tiempos, pero la huella en aquella economía no será pequeña. El Gobierno de la República y, sobre todo, los gobiernos subnacionales deben estar atentos a evitar asumir condiciones crediticias que resulten luego insostenibles. México ha hecho lo correcto al sostener una estricta disciplina financiera.

Luis Ernesto Salomón
AGO 3

Inaceptable muerte de inocentes en Medio Oriente Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

Más de mil personas han muerto en el conflicto entre palestinos e israelíes en los últimos días. De entre ellos hay 42 soldados de Israel y más de mil personas entre combatientes e inocentes civiles del lado de los palestinos. Las víctimas heridas superan los seis mil.

Resulta inaceptable a estas alturas de nuestra civilización ver cómo los padres rescatan los cuerpos de niños muertos entre los escombros entre muestras de rabia y tristeza que alimentan el rencor.

Ambas partes han alimentado un conflicto que parece eterno en una escalada, cuya ultima etapa parte desde el asesinato de Isaac Rabin por unos fanáticos judíos, y, unos años después, el comienzo de la decadencia del laborismo israelí partidario de la paz, cuando se abrió una época de guerra y de provocaciones, alimentada por la reacción integrista de Hamás, y sobre todo, sostenida por Estados Unidos y la Unión Europea.

El esfuerzo por la paz se ha diluido para dejar ver otra vez el rostro de los enemigos irreconciliables: los hombres más conservadores de Israel y los integristas de Hamás. Ahora lo que vemos en estos días en una vergüenza para la civilización occidental, una muestra de la incapacidad de los órganos internacionales supuestamente encargados de asegurar la paz. Una muestra más del imperio de los criterios políticos por encima de la ley, de la dignidad, de la vida, de la razón. Cuando el mayor logro anunciado por la diplomacia es lograr un alto el fuego humanitario que sólo sirve para recoger cadáveres y rescatar heridos mientras se pertrechan y defienden las partes queda de manifiesto el imperio de la sinrazón.

Parece un contrasentido que en aquellas tierras germinaran las tres religiones monoteístas más importantes, que ahí se fundiera la tradición griega para crear los cimientos de Occidente. Qué allí se pregonara la furia de Dios y el amor al prójimo. Y que ahí mismo se matara en nombre de él. Y que luego de miles de años de tradición, de reflexión, de miedo y lucha por ser congruentes, por ser fieles, por ser plenos, los hombres lleguemos a la barbarie más primaria ante los ojos del mundo que observa atónito, y ante la mirada tolerante de quienes toman decisiones políticas y militares al mas alto nivel en el mundo.

Ambas partes en conflicto son responsables de llegar a este punto y ambos deben ser obligados a detener las hostilidades. Aún no se sabe cuantos inocentes han muertos y cuantos heridos mantendrán el terror en sus vidas de ahora en adelante, pero lo que queda claro es que cuando se tolera una escalada de acumulación de armas y odio en grupos radicales y estos logran tomar decisiones en nombre de todos se producen estos episodios de sangre, fuego que exponen la brutalidad humana sometida por los malos sentimientos.

A fin de cuentas matar niños inocentes alegando cualquier razón resulta un crimen inaceptable. No hay valor que lo justifique ni ley que deba tolerarlo.

Luis Ernesto Salomón
JUL 27

La hora de Putin Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

Las evidencias que se han hecho públicas respecto a las causas que provocaron que el avión de Malaysia Airlines fuera derribado a 33 mil pies de altura en el espacio aéreo de Ucrania son muy comprometedoras para Vladimir Putin.

Según The Economist, la prestigiosa publicación británica, periodistas de AP reportaron haber visto una lanzadera de misiles tierra aire del tipo Buk cerca de la ciudad Snezhnoye. Y un experto en temas rusos del centro de pensamiento RUSI afirmó que cuatro horas antes de la hora del colapso de la nave, hubo reportes de movimientos de las plataformas de lanzamiento en la zona controlada por rebeldes apoyados por rusos. La información luego fue fortalecida nada menos que por el Presidente Barack Obama que de forma contundente afirmó que las evidencias apuntan a la participación rusa en la operación que condujo al desastre. Antes, el presidente de Ucrania había acusado directamente a la participación de las fuerzas armadas enviadas por Putin para apoyar a los rebeldes separatistas en el conflicto.

Esto sucede luego de meses de escalada del conflicto provocado por el Ejército ruso que se anexó la península de Crimea y de provocar una guerra en la que Estados Unidos, la OTAN y la Comunidad Europea han ido subiendo el tono conforme pasan los meses. Apenas en esta misma semana se anunciaron medidas de castigo a intereses rusos por parte del Gobierno norteamericano.

La pregunta es, ¿qué sigue en este proceso y qué consecuencias políticas y económicas tendrá en el mundo la creciente tensión?. Para empezar, es claro ya el costo para la economía rusa, que se ha visto golpeada por la carga militar y por las medidas dictadas desde Washington. Para el mercado energético la noticia de un conflicto como éste provoca incertidumbre en el abastecimiento de petróleo y gas ruso hacia Europa. Políticamente deja ver la intención de Moscú de fortalecer lo que ellos mismos llaman la histórica grandeza de Rusia y su papel en el mundo.

Aunque aún es muy prematuro para afirmarlo, es posible que Putin reciba mucha más presión de parte de Occidente y que se vea obligado a retirarse de Ucrania, lo que debilitaría su influencia en la región y lo colocaría con dificultades internas. Y para Estados Unidos, que ahora sí ha tomado el papel de líder en la crítica a la actuación de Putin, dejar que éste avance en sus planes de intervenir los territorios del Este de Ucrania sería inaceptable. Luego entonces estaríamos muy cerca de un punto de quiebre.

Por si fuera poco, la mayoría de las víctimas inocentes eran europeas, holandeses muchos. Lo que obliga a la Comunidad Europea a tomar una posición más dura a pesar de sus temores respecto al suministro energético de Rusia. Y la participación de Reino Unido como constructor de los motores del avión, de los americanos como fabricantes de la nave y de las autoridades internacionales de aviación en un espacio en conflicto bélico complica aún más la situación.

La hora de conocer al verdadero Vladimir Putin ha llegado. Veremos muy pronto si opta por una respuesta frontal que escalaría el sonido bélico o prefiere seguir estirando la liga para obligar a Occidente a llegar a tomar medidas más radicales en el futuro. Por lo pronto, para México significa que las perpectivas de inversión rusa en la industria energética se debilitan y que los precios del petróleo pudieran incrementarse si el conflicto escala.

Luis Ernesto Salomón
JUL 20

Los niños de la guerra Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

Las historias de los niños que emigran hacia los Estados Unidos se repiten cada vez más. Los pequeños dejan su familia, su ciudad y su país en busca del futuro. Unos ilusionados, otros cautelosos, pero en todos hay miedo, porque saben que pueden perder hasta la vida en el propósito. De donde se fueron hay personas inocentes que los dejaron ir, a donde van puede haber otras buenas que los reciban. Pero en el trayecto se pueden encontrar con otras que los dañen.

La travesía desde la frontera del Sur de México hacia el Norte es realmente peligrosa. A su paso por México suelen ser presa de todo tipo de traficantes. Desde los que los engañaron cobrando dinero a sus familias para llevarlos hacia el sueño americano, hasta los que les proveen documentos, comida, armas para defenderse y hasta drogas. Es realmente un desafío humanitario al que México, Estados Unidos y los países de Centroamérica, nos enfrentamos. Es una cuestión de asistencia humanitaria a un grupo de personas inocentes que se ven forzadas a migrar. Son desplazados por causa de conflictos sociales, de la violencia y de la fragilidad de las instituciones.

En México debemos tomar medidas para atender esta realidad lacerante que nos cruza. La atención a estos pequeños por parte de las autoridades es cuestión de la más elemental solidaridad, y la participación de las organizaciones de la sociedad es también indispensable. En ciudades como Guadalajara es cada vez más frecuente ver a muchos migrantes en las calles que ponen de manifiesto su frágil condición. Algunos de ellos tienen la cara  fresca de una adolescencia precoz. La respuesta ciudadana es muchas veces indiferente porque se ignora que detrás de esos ojos brillantes hay verdaderas tragedias que angustian. Cualquier acción que se emprenda para asistirlos debe partir del respeto a su dignidad y a los derechos que legalmente les corresponden.

Muchos de estos niños huyen para no ser reclutados por las bandas criminales en sus países, pero son presa de otras aquí. Van en busca de encontrarse con parte de su familia o amigos que los puedan proteger. Pero en su tránsito están más expuestos que nunca. Por eso, la vigilancia de las rutas que siguen los migrantes, la identificación de los menores, la asistencia humanitaria para brindar cobijo, alimentos y medicinas son acciones a las que debemos sumarnos todos.

Las organizaciones civiles que trabajan con ellos, las casas de día que los reciben y los voluntarios deben contar con respaldo institucional suficiente para conseguir que estos pequeños puedan contar con opciones seguras no sólo para seguir su viaje, sino para regresar a sus casas, en caso que lo decidan. Al defender a estos pequeños de las asechanzas violentas estamos protegiendo también a las comunidades de donde vienen, a aquellas a las que pretenden llegar y a la nuestra porque muchos de ellos pueden decidir quedarse.

El Gobierno norteamericano ha emprendido acciones para controlar el fenómeno, el nuestro también lo hace, pero lo más importante es que la sociedad no permanezca indiferente ante una realidad tan atroz. Cientos de niños han cruzado las calles de esta ciudad en su travesía. Muchos han llegado a su destino. Otros han muerto en el intento. Por aquí han pasado sólo como espectros que no miramos. Ahora siguen llegando. Hay que mirarlos a los ojos y tenderles la mano humanitaria que les cuide.

Luis Ernesto Salomón
JUL 13

La ciudad del futuro Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

Mucho se ha escrito sobre el desarrollo de las ciudades en el mundo a partir de la segunda mitad del siglo pasado. El modelo urbano con todo su entramado social, jurídico y político está en revisión. La forma como vivimos en las ciudades, la forma como se gobiernan las urbes, la forma como producen riqueza, es motivo de dios de tinta en libros y artículos escritos por sociólogos, juristas, urbanistas, especialistas en el ambiente y muchos otros profesionales. Por lo que es complicado obtener un común denominador o conclusiones generales válidas, pero aunque resulte atrevido vale la pena proponer algunas ideas al respecto.

Lo primero es que las ciudades seguirán creciendo de forma sostenida, por lo que la presión de transformación se mantendrá por muchos años. El crecimiento urbano entra en tensión con el ambiente, por lo que el cuidado del mismo se convierte en punto central de la agenda urbana. La forma como las ciudades sean más eficientes ecológicamente supone una enorme inversión en infraestructura que permita lograr metas de uso de recursos y movilidad en el corto plazo. Las ciudades del futuro tenderán a ser sostenibles y la capacidad que tenga cada una para lograr calidad de vida sustentable será crucial para su desarrollo.

Las ciudades compiten entre sí para atraer personas, talento, capital y lograr entrar a una espiral de crecimiento que les permita ser ejes y no satélites urbanos. El valor del capital humano de una ciudad supone el principal activo de cara a su desarrollo, por eso las ciudades requieren de motores de conocimiento, información y creatividad que las individualicen en el mundo.

Estas ideas son útiles para pensar en nuestra ciudad que sigue creciendo, pero con un modelo insostenible hacia la periferia, por lo que es indispensable redensificarla. Pero en este proceso de atraer habitantes no sólo hay que pensar en el número, sino en la calidad de las personas que queremos que vivan aquí. Vale la pena preguntarnos si estamos atrayendo a creadores, artistas, ingenieros, profesores, músicos, y empresarios de la mejor calidad del mundo. Porque esa debiera ser una meta estratégica de cualquier ciudad competitiva en el mundo.

La tensión entre el crecimiento y el cuidado del medio ambiente supone acciones de enorme calcado en infraestructura, como la Línea 3 del Tren Ligero. Pero esa es sólo una de ellas. Es necesario plantearnos las obras de abastecimiento y saneamiento del agua. Las obras que permitan equipar las áreas urbanas adecuadamente para que las personas vivan en un clima de seguridad, paz y estabilidad que permita denotar la capacidad de trabajar y, sobre todo, la creatividad.

La sustentabilidad de la ciudad pasa por su capacidad de crear valor y riqueza de forma que permita generar los recursos para su desarrollo significativo. La competencia está en marcha y nuestra ciudad está cada día siendo evaluada por muchas personas e instituciones en el mundo. Y que bueno, porque esto nos coloca en el escaparate. Pero es necesario que todos enfoquemos el esfuerzo para plantear que Guadalajara sea una ciudad eje en México y el mundo, y no sólo un satélite. Para ello es necesario generar verdaderos estímulos al crecimiento económico. A las grandes obras de infraestructura y equipamiento. Incentivos para arrear talento global. Para abrir los canales del intercambio global. Y para aportar por ser una gran ciudad.

Luis Ernesto Salomón
JUL 6

Crisis migratoria Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

Miles de niños en los últimos años han cruzado la frontera con Estados Unidos. Lo han hecho de la mano de sus padres en el mejor de los casos. En los últimos tiempos solos. Animados por las expectativas económicas, por la manipulación de grupos de delincuentes y por una enorme maquinaria de tráfico de personas que se ha consolidado a lo largo de los años.

Pero lo más grave, además del enorme peligro que corren de sus propias vidas, es que este flujo migratorio pone de manifiesto una realidad: la enorme cantidad de familias divididas por la decisión de migrar, y la enorme necesidad de tomar medidas de fondo para resolver un tema que es esencialmente humanitario.

Los gobiernos de Estados Unidos, México y de los países de Centroamérica tienen la enorme responsabilidad de encontrar una respuesta que permita respetar la legalidad y brindar seguridad y bienestar a miles de personas que buscan encontrarse con sus familiares, porque necesitan de ellos, porque los aman, pero sobre todo porque tienen derecho a estar con ellos.

Los tratados internacionales obligan a México a cuidar puntualmente del respeto a los derechos de los migrantes, aun cuando violen las normas migratorias. Lo mismo debe suceder en los Estados Unidos. Pero en ambas naciones sucede que hay miles de familias que han sufrido los estragos de políticas que restringen la libertad personal cobijadas en normas de seguridad con tintes nacionalistas que tienen un trasfondo político y económico.

Ahora el tema ha llegado a Washington y se ha convertido en parte de la agenda de Gobierno y mediática de los últimos días. Esto es una enorme oportunidad para plantear soluciones estructurales de fondo, que implican tomar medidas normativas y administrativas en ambos países.

La solución implica necesariamente un proceso de intensificación puntual de las personas, un sistema de seguridad y un manejo humanitario que respete la dignidad de menores, madres y padres. Es una oportunidad para mostrar el espíritu de aliados que debemos tener con nuestros vecinos del Norte y del Sur. A toda costa hay que evitar que los menores corran el riesgo de terminar en un cementerio en el Sur de Texas, como el encontrado recientemente. O que sean fácil presa de los grupos criminales que los reclutan para tareas ingentes.

No podemos voltear la espalda a esta realidad, que aún en las calles de nuestra ciudad se manifiesta en rostros de inmigrantes pidiendo ayuda.

Ahora toca el turno de la acción de la diplomacia, pero soportada en una conciencia y compromiso social solidario con quienes necesitan ser tratados con la dignidad, respeto y consideración que merecen todos los niños del mundo. Los ojos de esos niños, sus manos pidiendo pan, su endurecimiento repentino en la frontera es una injusticia ante la que hay que levantar la voz para exigir soluciones inmediatas y eficientes.

No es un tema menor cuando más de la mitad de las familias en México tiene un familiar directo o político que vive en los Estados Unidos. Y cuando hay más de 20 millones de mexicanos allá y más de un millón de norteamericanos aquí. Y menos si somos socios y aliados.

Luis Ernesto Salomón
JUN 29