Lee, comprende y aprende Martes, 11 Junio 2013 por Eduardo Castañeda

Por Eduardo Castañeda H

Si lo que pretende la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal es promover el gozo por la lectura con sus spots de radio, cuyo lema es “Lee, comprende y aprende”, está muy lejos de inspirar a quien sea.

La lectura por placer es la que necesita ser promovida. La sentencia “Lee porque así vas a aprender” ya probó su inutilidad. ¿No se dan cuenta que la repiten?

En la radio se escucha por estos días a un niño que narra una parte de un cuento tradicional. No recuerdo bien los detalles, pero pongamos que está contando el de Risitos de oro. Los ositos, mamá osa y papá oso se dan cuenta de que cosas raras sucedieron en la casa durante su ausencia. En eso está el pequeño de la voz cuando se escucha la de la abuela que dice: “y entonces aparece el Lobo”. El niño replica: “No, abuela, el Lobo no es de este cuento”. El spot remata con “Lee, comprende y aprende”.

¿Qué quiere decir entonces la SEP con esta pieza de comunicación mal hecha, mal enfocada? Lo que dice es que uno debe leer para aprender como fin principal. Lo importante es saberse el cuento. Que no venga nadie a querer jugar con la historia, a inventar.

No creo que esa haya sido la intención, pero es lo que dice en realidad el spot. Es como aquella campaña del Instituto Federal Electoral, donde nos pretendía animar a que acudiéramos a votar, quería motivarnos a ser mejores ciudadanos, a unirnos por un bien común. Pues bien, no sé si recuerden, pero uno de los spots mostraba a varios jóvenes empujando una camioneta descompuesta. Alguno de ellos apelaba al público diciéndole que había que estar unidos. La idea de jalar parejo estaba mal representada, pues lo que decía el spot con las imágenes era que nuestra democracia estaba mal y teníamos que hacer algo todos juntos para echarla a andar. El mensaje subyacente estaba bueno, claro, pero no viniendo del IFE. Estaban diciendo lo que no se supone que la autoridad electoral debe decir.

En el caso de la campaña de la SEP sucede lo mismo. El Programa de fomento para el libro  y la lectura México Lee, que está en marcha desde el año pasado, tiene buenos planteamientos. Seguramente aplicados de manera muy dispareja en todo el país, debido a que así está el nivel de los maestros, pero las intenciones de inocular a los niños con el placer por la lectura están en varias de las acciones previstas en ese programa. Por eso molesta que el spot de radio esté tan desvinculado de esa idea de que leer tiene que ver con el gozo, con la imaginación, con las ganas de vivir otras experiencias. ¿Aprender? Por supuesto, pero eso va por descontado, se dará solo. Lo que habría que promover en todos los niveles de la vida de los pequeños es la lectura por placer, porque así tendremos niños con más ideas, con más conocimientos y más críticos.

eduardocastanedah@gmail.com

7 de junio de 2013

Sobre el Autor

Eduardo Castañeda H.

Periodista. Piensa que otro mundo es posible, pero también que "no hay amor por vivir sin desesperanza de vivir". Estudió Ciencias de la Comunicación en el Iteso, en la Universidad Michel de Montaigne, en Burdeos, Francia y en Duke University, en Estados Unidos. Ha sido becario de la Fundación Reuters, de la Fundación Ford, del Poynter Institute y de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano.

Últimas Entradas