Guadalajara, Jalisco

Sábado, 23 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 11:34 hrs

20°

Síguenos:

Diego Petersen
SEP 14 2017
En tres patadas

Por Diego Petersen diego.petersen@informador.com.mx

Anticorrupción: Día D

Si no se atraviesa nada en el camino, hoy el Congreso del Estado estará discutiendo y en su caso aprobando las leyes secundarias del sistema anticorrupción, esa que puede hacer de este sistema un ejemplo a nivel nacional o un fiasco más en esta larga batalla contra la impunidad del poder. No es sencillo, estamos ante un acto en el que el poder, representado en los partidos políticos, tiene que atarse las manos y legislar contra sus propios intereses para ganar credibilidad frente a los ciudadanos. Ojo, no estoy diciendo que los diputados sean corruptos (es muy probable que más de uno sí, pero no todos) sino que representan un sistema que lleva años donde los equilibrios han tenido como sustento la impunidad, y es eso lo que tienen que romper. Hay cuatro puntos en los que hay que poner la lupa.

El primero es el nombramiento de la Comisión de Selección, la que se encargará a su vez de elegir a los ciudadanos del Comité de Participación Social que es la clave del sistema y, si se aprueba, de participar en la evaluación y propuesta de candidatos a Fiscal anticorrupción. En este punto difícilmente nos decepcionarán: hay tantos y tan buenos perfiles inscritos que lo complicado será que le atinen a los más malos. Esta Comisión es el punto de arranque de todo el esquema de ciudadanización, y el trabajo que hicieron previamente las ONGs hace difícil que nos llevemos una decepción (aclaro que yo estoy entre los 50 y hay muchos mejores que yo).

El segundo punto tiene que ver justamente con cómo se nombra al fiscal. Si queda a elección del Congreso a partir de una terna enviada por el gobernador, la posibilidad de que los grupos de poder lleguen a un acuerdo para tener un fiscal que no les sea incómodo es altísima. Si el fiscal sale de una terna previamente cribada por la Comisión la posibilidad de tener un fiscal independiente y de alto perfil aumenta sustancialmente.

El punto más delicado tiene que ver con la auditoría. Ahí sí podemos decir que en los detalles esconden la cola del diablo. Auditar las cuentas públicas es una atribución del Congreso como poder público, no necesariamente de los diputados. El nombramiento del auditor, la independencia de éste y el margen de maniobra que tengan los diputados son los elementos a vigilar en este proceso. Ahí están los intereses de los diputados y de a quienes ellos representan, que no es por supuesto a los ciudadanos de sus respectivos distritos sino sus jefes políticos.

Hoy es el día D del sistema anticorrupción. Levantemos antenas, mantengámonos informados, presionemos a nuestros diputados.

Diego Petersen

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.