Guadalajara, Jalisco

Domingo, 24 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 08:50 hrs

18°

Síguenos:

Jaime Gallardo
SEP 10 2017
Marca personal

Por Jaime Gallardo marcapersonal.informador@gmail.com

A ver si como ronca duerme

La Selección mexicana cumplió con el cometido y consumó su calificación matemática al Mundial de Rusia; esto ocurrió en los partidos ante Panamá y Costa Rica.

Con la contundencia de los resultados, comentar sobre las formas sale sobrando, pese a que aún y con el boleto en la bolsa hay algunos cuestionamientos que no han caducado. Calificar sin complicaciones y generando certezas a cada partido del Hexagonal de la presencia del Tri la Copa del Mundo del año venidero, fortaleció el triunvirato Decio-Cantú-Osorio, con la venia de los dueños quienes, con beneplácito y anticipación, visualizan la derrama económica que producirá el trayecto del representativo mexicano a partir de ahora y hasta que concluya su actividad mundialista.

Como se ha dicho en este espacio, se debe valorar y reconocer el trabajo bien hecho de Juan Carlos Osorio en la eliminatoria de la Concacaf y su elevada productividad, haciendo a un lado su carencia de brillantez.

La asignatura que ahora tiene el triunvirato es cómo hacer trascender al Tri en el Mundial, ya que de eso dependería la continuidad del técnico colombiano e incluso las de Decio y Cantú. De lo contrario y conociendo cómo se hacen las coas, habrá que ir anotando al entrenador que resulte campeón en el Clausura 2018 como candidato a remplazarlo.

Los antecedentes de la Selección bajo el mando de Osorio en torneos fuera de la Concacaf provocan una visión pesimista, considerando como objetivo el hasta ahora inalcanzable quinto partido. El peor escenario sería que México no pasara la primera ronda.

El sorteo del próximo 1 de diciembre podría ser fundamental para inducir el éxito o el fracaso del Tri dependiendo del grupo que le toque y del cruce en Octavos de Final.

Desde el desconocimiento a alguien se le ocurrió decir que si México termina en el primer lugar del Hexagonal podría ser cabeza de serie en el sorteo, lo que le permitiría evitar a una de las potencias, pero eso no ocurrirá; Para la designación de las cabezas de serie el ranking de la FIFA es fundamental y con los partidos que le restan al Tri no tendría los puntos suficientes para colarse al top ten del ranking.

Ganar el Hexagonal, terminar invicto etc... no tiene en términos prácticos, mayor valor que la vanidad, calificar como primero o como tercero es lo mismo.

Juan Carlos Osorio tiene nueve meses para trabajar y lograr la mejor versión de su equipo, si se toma en cuenta el tiempo que lleva en el cargo, y lo que falta para el Mundial, parece que tiene tiempo suficiente, aunque él asegura que tiempo es lo que menos tiene, afirmación cuestionable pues México es de la selecciones que más partidos disputa al año.

En octubre concluye la eliminatoria con los partidos ante Trinidad y Tobago y Honduras, en noviembre se buscan dos partidos en Europa y el año próximo, antes del Mundial, habrá como mínimo cinco partidos “Moleros”.

Paralelamente el aparato promocional del Tri trabajará a todo vapor, al igual que las agencias de viajes, estas son las verdaderas bondades de la calificación anticipada.

Jaime Gallardo

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.