Guadalajara, Jalisco

Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 10:10 hrs

19°

Síguenos:

Enrique Toussaint
SEP 7 2017
Columnas

Por Enrique Toussaint toussaintenrique@gmail.com

¿Habrá Frente en Jalisco?

Llevan semanas reunidos. Representantes de Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) se han sentado reiteradamente a trazar las condiciones de una coalición rumbo a 2018. En la mesa están Ricardo Anaya, Santiago Creel y Damián Zepeda por el PAN; por el PRD, Alejandra Barrales y Miguel Ángel Mancera, y por Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro, Clemente Castañeda, Dante Delgado. El objetivo: una candidatura a la Presidencia de la República en común y una plataforma legislativa nacional.

El así llamado Frente Amplio Democrático ya tuvo su primero hecho: el PRD aprobó el domingo pasado la política de alianzas que mandata al Sol Azteca a acordar con “fuerzas democráticas”; el PAN lo hizo la tarde de este lunes, al igual que Movimiento Ciudadano. Los tres partidos ya registraron el frente ante el Instituto Nacional Electoral (INE). Un Frente que tiene de dos sopas para las elecciones del próximo año: o empujar a un externo a la Presidencia de la República o pactar que Ricardo Anaya, actual presidente del PAN, sea el abanderado de los tres partidos. El gran escollo es ése, Anaya ni siquiera ha sido capaz de cohesionar a su partido político y ahora quiere ser el candidato por consenso de tres fuerzas políticas.

Sin embargo, la factibilidad del Frente que se anuncia esta semana, pasa por las grillas y los cálculos de la política local. En medio de las negociaciones están enclaves territoriales fundamentales para cada fuerza política: la Ciudad de México, Jalisco, Veracruz, por citar algunos. En la capital, Alejandra Barrales, presidenta del PRD, quiere ser la cabeza del frente. Sin embargo, la posible ruptura de Ricardo Monreal con Morena luego del proceso interno, y su acercamiento a MC, le complica ser la abanderada de las tres fuerzas políticas. Monreal tendría más posibilidades de derrotar a Sheinbaum que la presidenta del PRD. En la capital, el PRD lleva la voz cantante en las negociaciones, pero no tienen ningún candidato que despunte con claridad en las encuestas. Así se han acordado las primeras rondas de negociación, dar mano a quien tiene más fuerza en los distintos estados.

Jalisco es otro escenario. Movimiento Ciudadano tiene una ventaja considerable de cara a la elección y el PAN vive una crisis muy profunda. Hoy en día, no ha habido ninguna negociación seria entre los tres partidos para formar una coalición y respaldar a Enrique Alfaro como candidato a la Gubernatura. Incluso, los contactos informales apuntan a que MC está cerrado a negociar con el PAN candidaturas a cambio de su apoyo a Alfaro y lo que piden es que el resto de partidos no presenten candidatos. Una alianza de facto más que de iure. MC no quiere una alianza como tal y el PAN necesita acordar un cierto número de diputados y municipios para reorganizarse como oposición para el escenario político posterior al 2018. También es cierto que los blanquiazules no tienen un candidato sólido a la gubernatura, y el líder empresarial José Medina Mora no ha aceptado la invitación a ser el abanderado del PAN.

Veracruz es otro escenario. PAN y PRD no descartarían darle la candidatura al Gobierno del Estado, a Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del actual gobernador y alcalde de Boca del Río. Sin embargo, MC se niega a apoyarlo.

El Frente está en marcha. Margarita Zavala quedaría descartada de la candidatura del PAN y Ricardo Anaya es bien visto tanto por integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRD como por algunos pesos pesados de Movimiento Ciudadano. Incluso, si en algún momento la relación de Anaya y Delgado no fue la mejor, en estos momentos se lanzan besos y abrazos por las redes sociales. No será fácil que obtenga la candidatura, pero es el único actor político que pudiera tejer los consensos entre los partidos y el PAN siente que le toca por ser el más fuerte electoralmente de los tres. Hace algunas semanas, en una entrevista que le hice para radio, Anaya le tiró flores a la administración de Enrique Alfaro, aunque en el PAN Jalisco insisten que una alianza a la gubernatura debe ser validada en Jalisco y no en el Comité Ejecutivo Nacional. En Jalisco, el acuerdo PRD-PAN está muy adelantado y hasta el Partido Verde entraría en esa ecuación. Decía Tip O´Neill: “toda la política es local”. No es descabellado decir que los cálculos en los estados son el único obstáculo que podría descarrilar el frente.

Enrique Toussaint

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.