Guadalajara, Jalisco

Domingo, 24 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 08:50 hrs

18°

Síguenos:

Jaime García Elías
SEP 5 2017
A propósito

Por Jaime García Elías opinion@informador.com.mx

* “Pichón” correoso

Siempre será saludable recordar que no es muy recomendable darle una mordida al pastel antes de apagarle las velitas, y que pocas cosas hay tan peligrosas como querer hacerse un abrigo con la piel de un oso vivo.

Vienen al caso las advertencias precedentes, por los excesos de confianza en que pudiera incurrirse, de cara al compromiso de hoy ante Costa Rica, tras la conquista, por parte de la Selección Mexicana, del boleto para el Mundial del año próximo en Rusia.

*

Si se trata de las motivaciones derivadas de las dos más recientes apariciones de ambas escuadras, hay que puntualizar que si México tiene la de haber sido el primero de su área geográfica en asegurar la participación en el Mundial de 2018 —con lo que dejó atrás la pesadilla de que las que acudieron a los mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 a base de más lágrimas, sudor y sangre de los habituales—, los ticos llegan a la cita de hoy tras la inyección de moral que significó su victoria del viernes pasado sobre su similar de Estados Unidos…, en calidad, además, de visitantes.

Si se trata de las metas inmediatas, mientras el “Tri” tiene la de conseguir el resultado que casi le asegure el primer lugar de su zona —lo que supuestamente le permitirá llegar al sorteo de grupos del Mundial en circunstancias más propicias que si clasifica como segundo o tercero—, Costa Rica tiene precisamente la de asegurar el boleto.

Y si se trata de ponderar las circunstancias complementarias, los ticos, hoy, tienen la de ser locales… y el antecedente de que el llamado “jugador número 12” ha tenido en el pasado, en este tipo de confrontaciones, un peso específico significativo.

*

Costa Rica, además, ha dado, quizá, más satisfacciones a sus aficionados que el “Tri”  los suyos en Copas del Mundo. Mientras en México parece haber consenso en que el ansiado “quinto partido” es ilusorio, casi inalcanzable, Costa Rica ya fue, junto con Colombia y Camerún, el “equipo Cenicienta” en el Mundial de Italia 90. Y en el de Brasil, hace tres años, superó ampliamente esa calidad al terminar como líder del grupo que compartía con Inglaterra, Italia y Uruguay, vencer a Grecia en octavos y perder ante Holanda, en series de penalties, la posibilidad de llegar a la fase de semifinales.

O sea que, para “pichón”…, está muy correoso.

Jaime García Elías

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.