Guadalajara, Jalisco

Martes, 26 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 09:32 hrs

27°

Síguenos:

Jaime García Elías
AGO 28 2017
A propósito

Por Jaime García Elías opinion@informador.com.mx

* Crisis

Que, cumplidas siete jornadas de la ruta, el Guadalajara sea el único equipo que aún no ha ganado en el Torneo de Apertura, es sintomático de que el campeón defensor atraviesa por una crisis. Un fenómeno —ya se ha dicho reiterativamente— que, bien visto, nada tiene de sobrenatural ni de infrecuente. Un fenómeno en que se suman, por un lado, la fatiga y el consiguiente relajamiento tras las exigencias que implica la campaña de la coronación, las lesiones, la falta de descanso y una buena pretemporada para los seleccionados nacionales, y, por el otro, la aplicación extrema con que todos los rivales le juegan al campeón, precisamente por serlo.

*

El caso es que, obligados como supuestamente estaban a vencer al Querétaro, la noche del sábado, en primer lugar porque “hay castas” —aunque las tablas de posiciones parezcan negarlo— y en segundo por ser locales, los rojiblancos volvieron a entregar las cuentas mochas.

Ni mostraron argumentos colectivos ni tuvieron recursos individuales para traducir la mayor posesión de pelota y el dominio territorial que ejercieron, en llegadas nítidas, promisorias, a la zona de definición. Sus mejores intentonas consistieron en dos disparos de media distancia y un remate de Godínez, conjurados en gran forma por Volpi. El arquero de los “Gallos”, por cierto,  compartió roles estelares en el partido con Cota, porque el portero de las “Chivas” también se soltó el chongo con dos o tres lances sobresalientes para evitar la caída de su marco.

*

El Atlas, por su parte, después de “las de cal” que aportó en el arranque del certamen, no sólo dio las correspondientes “de arena” sino que ya se encuentra en lo que se conoce como “zona de descenso”.

Último en la tabla de cocientes, debajo del Veracruz, el pelotón rojinegro tiene, a su favor, el tiempo: el descenso se dirimirá hasta el final del siguiente torneo —el de Clausura—, por lo que sería alarmista e inexacto sostener que empieza a sentir la lumbre en los aparejos. En contra, por contrapartida, está la presión sicológica que representa constatar que, en la práctica, los resultados no están muy acordes con las cuentas alegres que se hicieron cuando los triunfos sobre León y “Pumas” en las jornadas iniciales, alimentaron prematuramente la ilusión de que estaban dadas las condiciones para inscribir al Atlas, no obstante su errático historial, entre los candidatos al título.

Jaime García Elías

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.