Guadalajara, Jalisco

Jueves, 17 de Agosto de 2017

Actualizado: Hoy 18:15 hrs

28°

Síguenos:

Jaime García Elías
AGO 11 2017
A propósito

Por Jaime García Elías opinion@informador.com.mx

* Márquez

Por lo visto, hay consenso: primero, en que la situación por la que atraviesa Rafael Márquez es muy lamentable; por otra, en que debe atenderse la petición del futbolista, de manejar la información que el caso genere, con absoluto respeto para su familia y para él mismo como persona; después, en que la secuela del episodio tiene que ser una investigación acuciosa de la que resulte, una de dos: o la demostración de la plena inocencia del deportista y de otras personas señaladas por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, por supuestamente haber incurrido en el delito de lavado de dinero procedente del narcotráfico, o las pruebas de que el delito se cometió y de que los supuestos testaferros de los criminales estaban conscientes de que participaban en actividades ilícitas.

*

El asunto, por escabroso, compromete seriamente la carrera de Márquez. A su edad (38 años), con las lesiones que ha sufrido y con sus perspectivas como futbolista profesional circunscritas a su actual equipo —el Atlas— y al legítimo anhelo de llegar al Mundial del año próximo en Rusia como seleccionado nacional —lo que le permitiría sumarse al selecto club de los “Cinco Copas”—, Rafa tendrá que enfrentar ahora, fuera de la cancha, las implicaciones jurídicas del episodio: comparecer a los citatorios para los que sea requerido; someter a la fundación en que comprometió su nombre y su prestigio y a las empresas en que participa como socio accionista, a las auditorías que deberán realizarse para comprobar la legítima procedencia de las aportaciones que a partir de su creación han recibido; borrar las sospechas de las autoridades estadounidenses que han derivado ya, entre otras cosas, en la congelación de sus cuentas bancarias; es decir, en el bloqueo al acceso a parte del capital que el futbolista está en todo su derecho de sostener —pero que deberá demostrar— que fue habido merced al trabajo honrado realizado en los clubes en que por muchos años fue figura a nivel mundial.

*

El tema, por desgracia, es mucho más serio que los chismes que de ordinario se manejan en las redes sociales o en las revistas del corazón. Amén del derecho a la presunción de inocencia, Rafa cuenta —y él lo sabe— con la simpatía y la solidaridad de miles de personas que quieren verlo ganar, como él mismo ha dicho, el partido más difícil de su vida.

Jaime García Elías

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores