Guadalajara, Jalisco

Viernes, 20 de Octubre de 2017

Actualizado: Sep-26 09:32 hrs

16°

Síguenos:

Jaime Gallardo
AGO 6 2017
Marca personal

Por Jaime Gallardo marcapersonal.informador@gmail.com

El primer paso

Falta mucho, nueve años siendo precisos, para el Mundial 2026, que será el primero con el nuevo formato de 48 equipos. Estados Unidos será la sede principal albergando 60 partidos, México y Canadá únicamente 10 cada uno.

Cuando se hizo el anuncio oficial de la candidatura tripartita y se dio a conocer la repartición de los partidos, la expectación se transformó en decepción en un santiamén, simplemente porque la distribución no fue ni siquiera medianamente equitativa.

Ante tales circunstancias no quedó más remedio que echarle filosofía al asunto, amparados en aquello de que más vale el diez por ciento de algo que el cien por ciento de nada.

El jueves pasado la FMF, por medio de su Secretario General, Guillermo Cantú, anticipó que sólo serán tres estadios los que alberguen los partidos mundialistas que se disputen en nuestro país: el Azteca, el de Chivas y el de Rayados; la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey serán la tercia de ciudades sede.

Se puede dar por descontado que en el coloso de Santa Úrsula, la Selección Mexicana disputará sus tres partidos de la fase de grupos y el de Octavos de Final, si llegara a calificar, por lo que de avanzar al quinto partido lo jugaría en Estados Unidos; lo que no se puede anticipar es si para entonces el mentado quinto partido sigue siendo el sueño guajiro del futbol mexicano o si ya será prueba superada. Lo que seguramente ya no habrá, serán rotaciones.

Por lo tanto, la capital de Jalisco y la de Nuevo León tendrían tres partidos cada una. Así que si para alguien es pasión que se la vaya borrando, el hecho de que se repita lo ocurrido en los mundiales de 1970 y 1986 en los que Brasil fincó su sede en Guadalajara.

Difícilmente se podrá dar y si ocurre será fugaz que en México se pueda ver a la figura descollante del Mundial como aconteció con Pelé en 70 o Maradona en 86.

De acuerdo a lo expuesto por Guillermo Cantú los tres estadios considerados para albergar la parte proporcional de México en el Mundial del 2026 cumplen con los requisitos del Cuaderno de Cargos de la FIFA, sobre lo cual no hay ninguna duda, la modernidad de los tres inmuebles los hacía la alternativa más viable.

El recientemente remodelado Estadio Azteca será, por tercera ocasión, escenario de una Copa del Mundo, distinción que por ahora parece no podrá alcanzar el Jalisco y mucho menos el Nou Camp de León, el Nemesio Díez de Toluca y el Cuauhtémoc de Puebla, que fueron junto con el Azteca y el Jalisco son los estadios en los que se disputaron los partidos del inolvidable Mundial México 70, repitiendo como sedes en el Mundial 1986.

Falta mucho ciertamente, pero por algo se tiene que empezar; es previsible que los recuerdos de los dos mundiales anteriores que nuestro país organizó impregnen de nostalgia el proceso de organización del que en la percepción popular es un Mundial de consolación, pero Mundial al fin y al cabo, o como dice alguien “que tanto es tantito”.

Jaime Gallardo

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.