Guadalajara, Jalisco

Jueves, 17 de Agosto de 2017

Actualizado: Hoy 02:57 hrs

20°

Síguenos:

Eduardo Escoto
JUL 29 2017
Notas de paso

Por Eduardo Escoto escotorobledo@gmail.com

De nuevo la delincuencia

La Escuela Municipal de Música de Analco, dependiente de la Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Guadalajara fue robada a inicios de esta semana. Al edificio que ocupa, ubicado en el corazón del histórico barrio irrumpieron de madrugada sujetos que sustrajeron instrumentos musicales propiedad de la escuela y de algunos maestros. Se trataba de casi la mitad de los que se encontraban allí guardados, los cuales tienen un valor estimado de 280,000 pesos.

La indignación que suscitó este hecho deleznable fue notoria en medios electrónicos, donde alumnos, maestros, colaboradores y vecinos pedían ayuda para localizar los instrumentos. Y es que paradójicamente, esta escuela es resultado de un programa que busca combatir desde su origen acciones negativas de este tipo.

Por fortuna la Policía de Guadalajara anunció el pasado jueves que detuvo a dos personas en posesión de algunos de los objetos robados, los cuales ofrecían en venta en la vía pública, cerca del Parque Agua Azul. En las fotografías proporcionadas por la dependencia se aprecian a simple vista dos fagots, un clarinete, un trombón, una guitarra y un chelo, mismos que al parecer vendían en mil pesos.

Es de esperar que las investigaciones permitan dar con todos los responsables y sobre todo, recuperar el resto de los instrumentos, pues la detención de estas personas es un avance parcial en la solución de un hecho que como tantos, forma parte de una ola de inseguridad de la que no se libra nadie.

Ya fue comentado en este espacio el robo que en meses pasados sufrió un alumno del Departamento de Música de la Universidad de Guadalajara de su instrumento, asunto sobre el cual no existen buenas noticias. De poco sirvió que el propio afectado pudiera obtener datos sobre el responsable del hurto, aunque eso sí, el delincuente y su camarilla tuvieron el descaro de responder y amedrentar por redes sociales a quienes promovían la denuncia del caso.

Por lo pronto, ha quedado claro que cualquier objeto puede resultar de interés para los ladrones, por lo que toda precaución puede ser insuficiente. Finalmente hay que recordar que este tipo de sucesos son promovidos en gran medida por la existencia de demanda. No debe desestimarse que el hecho de comprar objetos robados es tan deleznable como cometer el hurto.

escotorobledo@gmail.com

Eduardo Escoto

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores