Guadalajara, Jalisco

Sábado, 23 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 11:13 hrs

20°

Síguenos:

Carlos Cortés
JUL 26 2017
Vamos al cine

Por Carlos Cortés sicpm@informador.com.mx

Fausto

Parece un personaje de la vida real, probablemente Juan o Jorge Faust originario de Helmstadt nacido a finales del Siglo XV, quien conjura con el diablo en un ejercicio de orgías durante casi 25 años donde prevalece su conducta mal. La conducta humana y su capacidad de elegir entre el bien y el mal radican en esta narración fílmica ornamentada por figuras de múltiples  de la extraordinaria manipulación a que da posibilidad la tecnología de imagen y sincronía sonora.

La evocación es indudable hacia el famoso libro realizado hace medio milenio con enfático mensaje de tentaciones y debilidad en el desafío por superarlas y la debilidad extrema; en este caso por las promesas y desvíos procurados por Satanás con sus constantes promesas de satisfacción en la tierra y más.

Fausto es el personaje interpretado Johannes Zeiller a la cabeza y Anton Adsinsky, Isolda Dychauk, Antoine Monot con la dirección de Alexandr Sokurov. El idioma es alemán que más de alguno lamenta no alcanzar su cabal interpretación que considera obra de arte y el país de su desarrollo en Rusia.

La muestra en Cine Mudo que en principio causa extraña combinación con las manipulaciones de personajes en sus múltiples facetas débiles con tendencias nefastas resaltadas con música clásica de Wagner con instrumentos metálicos contemporáneos de contundente adaptación.

El valor de la producción es contundente y las menciones de la voluntad Divina son colaterales; quizá con el propósito de no lastimar los sentimientos religiosos del espectador y enfocarlos al rechazo del mal y sus consecuencias aplicables a cualquier contexto.

Fausto deja un sentido de reflexión respecto a las tendencias humanas y su debilidad dirigida a la satisfacción material, superficial y ajena al cultivo de mente sana y comportamiento moral.

Dios nos guarde de la discordia.

Carlos Cortés

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.