Guadalajara, Jalisco

Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 10:10 hrs

21°

Síguenos:

Carlos Enrigue
JUL 23 2017
Ayer decíamos…

Por Carlos Enrigue carlosenrigue@hotmail.com

‘En busca del Insurgente’

La vida social, vista como un fenómeno de las clases pudientes, es, un tema del que se ha publicado mucho, en nuestro diario todavía vemos las crónicas del Duque de Tlaquepaque y hay publicaciones como Quien y Hola en los que se reportan estos eventos, vamos, esta última hasta un canal televisivo tiene para mostrar sus noticias; históricamente había redactores como José Jorge Vázquez Tagle que llegaron a tener mucha relevancia y debe de haber muchos más que desde distintos ángulos trabajaban el tema.

He estado recordando a un personaje de nuestra ciudad que tenía un talento particular para devorar al prójimo, se trata de Carlos Verduzco quien a mediados del siglo pasado mostró su espíritu satírico en un periódico llamado “El insurgente”, que sirvió para burlarse de la entonces ingenua sociedad tapatía; de hecho desconozco cuánto tiempo sobrevivió la publicación, escasamente llegaron a mis manos un par de ejemplares cuya calidad me asombró y me pregunto si alguien habrá guardado o en algún lugar se conservan ejemplares de éstos; algún amigo me informó que, alguno de los señores Gil, que por aquel tiempo tenían un exitoso abarrote nominado “la talpense” tenía una gran colección de este periódico, más desconozco el destino de estos.

Resulta curioso que me llame la atención un periódico del que desconozco prácticamente todo, pero, lo poco que conozco parece cuando menos interesante averiguarlo y dado que el tema fundamental de la publicación acerca de los que entonces constituían los principales actores de la sociedad tapatía, los cuales aparecían en el semanario en supuestos concursos de ver quién era el más sangrón y consecutivamente aparecían supuestas votaciones en que sus lectores aparecía hacían; hacía relaciones de fiestas en las que se mezclaban como supuestos asistentes a personajes de nuestra entonces muy cerrada sociedad junto con otros que en aquellos tiempos eran considerados como individuos “no aceptados” como pertenecientes a la buena sociedad; u otros sucesos, narrados como sátiras, que causaron en su momento algún interés .

Igualmente desconozco cuál  era la reacción social de los que ahí aparecían y vamos ya hay muy pocos a los que puedo preguntarles, pero algunos me han platicado que en lo general se tomaban con humor; por tanto espero que algún solitario lector o tenga ejemplares del semanario o comentarios sobre las reacciones sociales que provocaban los comentarios. Pero de cualquier forma era sin duda una singular forma de comunicación  que fue, en su momento, representativa de la sociedad tapatía. Ojalá que lo logremos.

Posteriormente surgieron publicaciones, más recientes que El Insurgente, de las que recuerdo uno curiosamente llamado “Fiesta brava” que tenía una sección que se dedicaba a hacer comentarios más o menos burlescos de personajes de la entonces muy provinciana sociedad de Guadalajara y hasta donde recuerdo muchas personas esperaban los domingos que saliera con la curiosidad de conocer a quién habían ventaneado y hasta donde me acuerdo era aceptado con más o menos grado de consentimiento.

 

@carlosmorsa

Carlos Enrigue

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.