Guadalajara, Jalisco

Jueves, 17 de Agosto de 2017

Actualizado: Hoy 02:49 hrs

20°

Síguenos:

Jaime García Elías
JUL 18 2017
Entre veras y bromas

Por Jaime García Elías opinion@informador.com.mx

– Robar… “pero poquito”

Ciertamente no han sido las únicas noticias ocurridas en México en los últimos días. Seguramente también ha habido sucesos que pudieran agradar y aun enaltecer a los mexicanos, aunque muchos, al no haber ocupado lugares preponderantes en los medios de comunicación, no hayan sido, en rigor, noticia… El caso es que los únicos dos asuntos ocurridos en México que de una semana a la fecha han merecido titulares en la prensa nacional y aun en la internacional, han sido el socavón del Paso Exprés de Cuernavaca, y la extradición del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Dos asuntos que, aunque no parezcan, son hermanos carnales…

-II-

El socavón fue noticia porque cobró dos vidas humanas. A dos hombres –padre e hijo– se los tragó la tierra. Literalmente… Viajaban en su automóvil. Constataban las cacareadas bondades de una obra pública recientemente inaugurada, y terminaron siendo víctimas de sus imperfecciones. La opinión pública ha dejado escuchar su indignación; principalmente por la incapacidad de las autoridades para atender oportunamente la emergencia: la autopsia reveló que las víctimas perecieron asfixiadas entre hora y media y dos horas después de hundirse en el socavón; el reporte de Protección Civil precisa que las maniobras de rescate del vehículo demoraron… ocho horas; pero además del costo irreparable en vidas humanas, el hecho es sintomático de que, con mucha más frecuencia de la deseable, la negligencia (y casi seguramente la corrupción como un factor asociado) parece estar ligada, de manera indisoluble, con la obra pública en México.

-III-

Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, había declarado que “daría la cara”, “lavaría su honor” y “probaría su inocencia”, cuando comenzó a involucrársele en una práctica, por lo que se infiere, sumamente común en la clase gobernante: “desvíos de fondos públicos” durante su administración. Lejos de honrar su palabra, huyó. Capturado en Guatemala, ayer fue extraditado a México. La Auditoría Superior de la Federación ha interpuesto la friolera de 145 denuncias penales en su contra, por “irregularidades administrativas” en áreas de salud, educación, seguridad y agricultura, entre otras. Algunas cifras: sólo en 2015 se detectaron “desvíos” de recursos estatales… por 52 millones de pesos diarios en promedio, hasta dar un gran total de 19 mil 800 millones de pesos.

Por supuesto, aún falta probar si el acusado se embolsó ese dinero. Falta apuntar que seguramente no es, en México, un caso único. Y faltaría que el propio Duarte, en su descargo, admitiera que sí robó… “pero poquito”.

Jaime García Elías

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores