Guadalajara, Jalisco

Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Actualizado: Sep-24 19:21 hrs

22°

Síguenos:

Carlos Enrigue
JUL 16 2017
Ayer decíamos…

Por Carlos Enrigue carlosenrigue@hotmail.com

‘Si camina como pato…’

En un lugar del planeta, de cuyo nombre no puedo acordarme había un congreso que pretendía resolver el problema de la corrupción con un paquete de leyes, lo que viniendo de un grupo tan desacreditado popularmente como lo son los que forman el grupo de estos señores, señoras,  y señoritas, vamos, es como esperar una prueba de limpieza a partir de un tiradero de basura. Me dirán que es un intento honesto y puede que lo crea, que ellos crean o digan creer que pueden salir limpios del basural.

Se afirma que si camina como pato, tiene plumas, grazna como pato y anda cerca del agua pues es muy posible que se trate de un pato, de esa manera un análisis mínimo de algunos temas de la anticorrupción, sin necesidad de ser experto, con solo preguntas de sentido común se puede ver que la intención, a pesar de los juramentos de pureza no parece ser el objetivo final, lo invito a hacer conmigo algunas consideraciones.

Quieren elegirlo de entre la llamada “ sociedad civil” lo que en sí mismo no garantiza nada, para mi esta sociedad es formada mayoritariamente por sujetos ansiosos de buena o mala fe por entrar a gozar de la generosísima ubre pública o usted cree que los aspirantes ¿podrían acreditar ganar fuera del hueso lo mismo que van a ganar?.

No olvidemos el pasado, hace años cuando se buscaba un auditor la mayoría de privados o públicos vio con agrado y hasta entusiasmo el nombramiento del licenciado Godoy, quien en aquella época fue bien valorado, después, justa o injustamente fue acusado por propios y extraños de mil cosas y nunca le comprobaron ninguna y salió desacreditado por muchos medios pero sin que yo me haya enterado de ninguna condena o sanción; el congreso parece creer que nunca se ha equivocado y eso no les preocupa a pesar de  que el poeta romano Juvenal se preguntó Quis custodiet ipsos custodes, quién vigila a los que vigilan.

Aseguran debe tener autonomía y en mi experiencia eso tan solo puede significar que el feliz elegido podrá fijarse a sí mismo su sueldo y prestaciones; al tiempo.

No les parecería útil pensar en cómo cuidar al benemérito, se me ocurre que podía establecerse que cualquiera que opine del tema esté impedido de acceder al hueso.

Más divertido está el asunto del Tribunal Administrativo ya que fíjese que suave, lo que critican de sus miembros es que otorgan suspensiones contra actos administrativos y saben qué, que continuarán otorgándolas  simplemente cambiarán los que las revisen. Si en lugar de nombrar un tribunal superior hubieran nombrado jueces de primera instancia, los actuales ya no podrían otorgar suspensiones y se limitaría su actuar a revisar lo hecho por los jueces.

A la hora de los sueldos la cosa va a ser de risa loca, no nos la vamos a acabar, pero ya no tengo espacio y la causa de este error, según los mal pensados es que nombrar seis jueces de primera instancia no produce tanto como vender tres nombramientos de megamagistrados.

 

@carlosmorsa

 

Carlos Enrigue

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.