Guadalajara, Jalisco

Martes, 19 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 17:23 hrs

27°

Síguenos:

Guillermo Dellamary
JUL 16 2017
Explorando el mundo

Por Guillermo Dellamary delamar@yahoo.com

Esperar a que se resuelva

Un asunto ligado a la esperanza que tienen los adictos, cuando ya se dan cuenta de su problema, es esperar a que el tiempo ayude a resolverlo.

    Puede ser cierto, que “con el tiempo y un ganchito” las cosas se puedan ir mejorando. Pero la realidad es que con el tiempo, más bien las cosas pueden ir empeorando.

    Dentro de los múltiples problemas que viven los adictos, es el de precisamente no poder detener el proceso de deterioro y empeoramiento a que su dependencia los conduce.

    Así que sentarse a esperar a que las cosas mejoren sin proponerse hacer algo, regularmente no llevan más que a empeorar las cosas.

    Pero ¿Por qué el adicto no hace nada, y dejan que las cosas sigan complicándose?

    Porque hay un deterioro progresivo y crónico de su voluntad, por eso es que no van a poder hacer nada para mejorar, sino que va a resultar todo lo contrario.

    Si hablamos de que son personas dependientes, entonces también ellos se van a sentar a esperar a que alguien los rescate de su adicción, pues dependen de ello para salir adelante.

    Dentro de la mentalidad que tienen los adictos es la de tener una esperanza por que las cosas se resuelvan, sin ellos mismos sentirse obligados a hacer algo.

    Es parte de una visión mágico religiosa, que impregna su forma de pensar de que alguna fuerza mayor o divina, vendrá a ayudarles a superar sus problemas y a llenarlos de la fuerza de voluntad necesaria para poder dejar su adicción.

    No hacer nada, es tener la idea de que alguien lo va a hacer por ti. Es una manera de ser dependiente y poner las soluciones fuera de sí mismo.

    Mientras, se sigue viviendo la adicción y obteniendo sus beneficios, muchos adictos llegan a vivir con la sensación de que en algún momento de su vida, cuando ellos lo decidan, creen que se podrá controlar su vicio y terminar con su problema. Pues creen que la fuerza de voluntad surgirá con el tiempo y entonces tendrán la capacidad para superar su adicción.

    La sorpresa es que sentarse a esperar no resuelve nada, más bien tiende a complicar las cosas. Mas vale hacer algo a tiempo. Y que sea él, quien se comprometa.

Guillermo Dellamary

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores