Guadalajara, Jalisco

Martes, 25 de Julio de 2017

Actualizado: Jul-24 19:37 hrs

23°

Síguenos:

Jaime García Elías
JUL 14 2017
A propósito

Por Jaime García Elías opinion@informador.com.mx

* Frustración

Para resumir la historia en una palabra, puede escogerse cualquiera de estas: frustración, impotencia, inoperancia, ineficacia…

*

Que México es superior a Jamaica, en materia de futbol, es indiscutible. Constituye una frustración, por lo tanto, que anoche, en Denver, haya sido incapaz de demostrarlo.

Que los jamaiquinos saldrían con toda la intención de cerrar espacios atrás, dedicando a la casi totalidad de sus unidades a pertrecharse frente a su marco y dejando a un velocista como llanero solitario, para capitalizar algún contragolpe, era previsible. Que el “Tri” careciera de los argumentos ofensivos adecuados para frustrar ese propósito, y que fuera inútil la presencia de dos centro delanteros (el “Cubo” Torres y Barragán) en la última media hora, porque ni un solo balón les llegó en ese lapso, fue clara demostración de inoperancia.

Que habría pocos balones favorables a México en la zona de remate, dadas las circunstancias tácticas, era lógico. Que las escasas oportunidades se malograran, por imperfecciones en los escasos remates que se consiguieron, fue demostración palmaria de ineficacia.

*

Estaba escrito que la empresa tendría sus bemoles; que el encuentro de México ante Jamaica no sería, como antaño, cuando lo usual era que se pasara sobre los caribeños con la mano en la cintura, la reedición del duelo proverbial del gato con el ratón.

Es cierto que México fue dueño del balón durante la mayor parte del tiempo; que mientras los jamaiquinos se aplicaban a cerrar los espacios atrás y a aguardar, bien provistos de paciencia, la ocasión para intentar hacer daño mediante algún contragolpe, el “Tri” trataba de resolver el rompecabezas que representaba un cuadro ordenado para plantar sus unidades en la cancha y enérgico para disputar todos los balones.

*

No viene el caso tildar de fracaso el resultado, porque México aún tiene la posibilidad de avanzar en el certamen. Tampoco puede hablarse de papelón, porque no se perdió el partido… Fue la de anoche, en todo caso, una buena ocasión para recordar a Eddie Firmani, quien fuera técnico del Cosmos en la última etapa de Pelé como futbolista, cuando tuvo la incumbencia de enfrentar a los Atomos de Filadelfia, integrado casi totalmente por jugadores mexicanos:

–El futbol mexicano —decía Firmani— se caracteriza por la capacidad para tocar 20 ó 30 veces el balón sin que lo toque el adversario… y sin tirar a gol.

Pregúntenselo a Blake, el arquero jamaiquino...

Jaime García Elías

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores