Guadalajara, Jalisco

Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Actualizado: Sep-24 19:29 hrs

22°

Síguenos:

Jaime García Elías
JUL 13 2017
A propósito

Por Jaime García Elías opinion@informador.com.mx

* Favorito obligado

Mucha agua ha pasado bajo el puente desde que México, en la eliminatoria rumbo al Mundial de 1962 en Chile (histórico porque en él se consiguió, ante Checoslovaquia que disputaría la Final ante Brasil, la primera victoria en una Copa del Mundo) enfrentó a Jamaica. El partido, que el “Tri” ganó con la mano en la cintura, se aplazó de un día para otro a causa de un aguacero, lo que dio pie a un epigrama de Tomás Perrín en “Excélsior”: “La cancha en tierra tan bella / parece una Jauja arcaica; / la sed no deja ni huella; / vaya cancha, ¡toda ella / llena de agua… de Jamaica!”.

*

Jamaica, en aquellos tiempos, con dificultades conseguía que se le asignara un lugarcito, por minúsculo que fuera, en el mapamundi del futbol. Un mapamundi —también eso hay que decirlo— en que México apenas si tenía lugar.

Como ya quedó apuntado, su Selección había sido, hasta entonces, contumaz coleccionista de derrotas en los campeonatos mundiales. Las referencias que la prensa internacional le dedicaba periódicamente —cada vez que había eliminatorias rumbo a la Copa Jules Rimet que Brasil conquistaría de manera definitiva en el Mundial de México-70—, siempre eran las mismas… y siempre llevaban “chanfle”: para unos, se trataba de “el inevitable finalista geográfico”; “el Rey Tuerto en tierra de ciegos”, considerando que los suyos eran los únicos chicharrones que tronaban en la zona de la Concacaf. Otros, haciendo propia una expresión de Rafael García —cronista de la AFP— lo llamaban “el eterno adolescente del futbol mundial”.

*

El futbol mexicano, por más que algunos se empecinen en negarlo, ha tenido un crecimiento cuantitativo y cualitativo desde entonces. Los estadios de Primer Mundo han aumentado y mejorado notoriamente. La materia prima que por estos rumbos se produce, ya encuentra acomodo en las principales ligas europeas. Ya nadie habla de la incapacidad de los jugadores mexicanos para adaptarse a países en que imperan otras costumbres, se hablan otros idiomas… y no se consigue un maldito chile para darles sabor a los alimentos.

Jamaica, por supuesto, también ha crecido. El futbol ya no es un deporte exótico. Algunos de sus jugadores encuentran acomodo en ligas europeas, aunque sea en divisiones menores.

Sigue habiendo castas, pues. Y se explica, por tanto, que, sin regatearle el respeto que todos los rivales merecen, el “Tri”, hoy, sea favorito obligado sobre Jamaica.

Jaime García Elías

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.