Guadalajara, Jalisco

Martes, 19 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 15:31 hrs

27°

Síguenos:

El Informador
JUL 10 2017
Desde la pista

Por El Informador opinion@informador.com.mx

Gran Premio de Austria

Por Aurelio López

Rescatable
El fin de semana para Williams parecía destinado al fracaso, ya que la escudería británica no tenía una sesión de clasificación tan desastrosa en 10 años y para la carrera de ayer se encontraban emparejados con los decepcionantes autos de Sauber. En el circuito del Red Bull Ring poco se esperaba, pero creo que fuimos testigos de una de las actuaciones más importantes de la temporada. Felipe Massa demostró el nivel y paciencia necesaria para competir; cuando pudo presionar a Esteban Ocon por la octava posición, mostró mesura sin arriesgar preciosos puntos para su escudería. Por su parte, Lance Stroll manejó como un veterano, sin errores ni espectáculo cruzó la meta con puntos importantes. Aunque muy lejos de su inesperado podio en Bakú, el canadiense con sus actuaciones poco a poco silencia a sus críticos. Williams puede batallar el resto de la temporada europea con circuitos mucho más demandantes en la parte aerodinámica y no dependientes de sus poderosos motores Mercedes, pero después del desempeño mostrado creo que su fiabilidad puede compensar los malos resultados en clasificación.

Pacíficos
Después del sábado en el que tuvimos a los dos pilotos de Force India separados por menos de una décima de segundo, muchos de nosotros esperábamos una batalla campal entre los compañeros. Puede ser que las pláticas a media semana entre directivos y pilotos haya reestablecido la comunicación dentro del equipo, porque el día de ayer vimos una escudería unida con el sólo propósito de acumular puntos. Aunque apruebo la ambición de Esteban Ocon al competir todos los fines de semana contra su principal rival, también creo que se deben de establecer reglas de combate. No es lo mismo para una escudería como Force India perder importantes puntos dentro del campeonato mundial de constructores como lo es para Mercedes, y eso tiene que estar presente en las decisiones de sus pilotos. En Austria, Sergio Pérez fue superior a su compañero, pero conforme evolucione la temporada, las cosas pueden cambiar y puede ser la madurez y experiencia del mexicano las que mejor reditúen a la modesta escudería.

Tolerancia
La novena fecha del Campeonato Mundial de Fórmula Uno no estuvo exenta de polémica, después de que el monoplaza de Valtteri Bottas aparentemente se movió previo a que se apagara el semáforo en Spielberg. La Federación Internacional de Automovilismo investigó a fondo el supuesto robo de arrancado por parte de Bottas y concluyó que el movimiento estaba dentro del reglamento y no penalizaría al piloto. El reglamento actual que acatan los protagonistas del serial tiene más de 20 años en vigor y admite pequeños ajustes en la parrilla por cuestiones de seguridad. Dicho reglamento es aceptado por todos los partícipes, por lo que están conscientes de sus condiciones. Independientemente, el finlandés hizo una carrera inteligente y se adjudicó su segundo triunfo en la máxima categoría, cuando al final de la carrera el Ferrari de Sebastian Vettel estuvo cerca lo necesario para amenazar a Valtteri. El piloto finlandés mostró sus nervios helados y no cometió ningún error para llevar su monoplaza plateado a la bandera a cuadros. Creo que la victoria para Bottas puede revivir el espíritu competitivo dentro de él para seguir demostrando que su lugar en Mercedes fue mucho más que una combinación de circunstancias y que tiene el talento para merecer ese codiciado asiento.

Lo necesario
Como lo comenté antes en este espacio, me parece ridículo que se penalice a un piloto por problemas en su monoplaza, sobre todo si no tienen nada que ver con un error humano. Los cinco puestos que perdió Lewis Hamilton previo a la carrera lastimaron el espectáculo y el deporte, pero aún con eso el británico logró puntos importantes que significan seguir luchando por el campeonato. Lewis mostró compostura durante la carrera, y aunque consciente que la victoria era imposible, compitió con una serenidad digna de un tres veces campeón del mundo. El británico bien pudo tratar de adelantar a Ricciardo en la etapa final de la carrera, pero decidió cobrar sus puntos por su cuarto puesto. La actuación del piloto me hace suponer que Mercedes reconoce que Ferrari puede robarles el campeonato. Yo no veo el resultado de ayer como algo malo para la temporada, sino todo lo contrario. Ahora veremos realmente a las escuderías rivales utilizar todos sus recursos por resultados necesarios.

El Informador

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores