Guadalajara, Jalisco

Miércoles, 26 de Julio de 2017

Actualizado: Hoy 05:56 hrs

18°

Síguenos:

Emilio Fernando Alonso
JUL 5 2017
¡Aquí estamos arrancando!

Por Emilio Fernando Alonso efar69@hotmail.com

¡Nadie como Nadia!

Corría el año de 1976 y en Montreal, Canadá, se celebraban los Juegos Olímpicos, donde surgió al firmamento deportivo una chica rumana de sólo 14 años de edad, de la pequeña ciudad de Onesti, que nació un 12 de Noviembre de 1961 cautivando al mundo deportivo y de la gimnasia en particular, sus padres le pusieron por nombre Nadia Elena, pero es más conocida simplemente como Nadia Comaneci, la primera y única gimnasta en la historia en conseguir una calificación perfecta de 10 en la prueba de barras asimétricas, para llevarse el oro  y seguir cosechando oros en las pruebas de ejercicios en el piso, barra de equilibrio, sorprendiendo al mundo y al Comité organizador que no tenía previsto en su tablero donde se daban a conocer las calificaciones de los competidores el número 10, por lo que al aparecer el número 1.00 nadie se imaginó que eso significaba en realidad un 10, e inclusive su entrenador, el húngaro Bella Karolyi, entrenador en jefe del equipo rumano femenil de gimnasia, reclamó airadamente a los jueces pensando que le habían dado un punto o peor, cero puntos, se calmó hasta que le dijeron que era un perfecto 10 y con ello automáticamente se llevaba la medalla de oro derrotando a las portentosas gimnastas soviéticas y grandes rivales Olga Korbut y Ludmila Tourischeva, con quienes ya tenía gran rivalidad desde los campeonatos europeos y el Campeonato Mundial de Gimnasia.

Nadie como Nadia en la gimnasia, pues ganó un total de nueve medallas olímpicas de las cuales cinco fueron de oro, también ganó cuatro medallas de oro en Campeonatos Mundiales donde conquistó nueve medallas en total  y 12  en Campeonatos europeos, siendo el pilar del gran equipo femenil rumano entrenado Bella Karolyi y su esposa Martha, húngaros ambos contratados por el régimen comunista de Nicolae Ceseascu, que quería mostrarle al mundo las bondades del sistema comunista rumano. La fama y los honores llegaron rápido para una jovencita tímida que poco sonreía y fue separada de sus padres siendo una niña para llevarla a Bucarest, dejando atrás su querida Onesti y a sus padres: Nadia Comaneci se sentía abrumada por la fama y reconocimientos en su país y en el mundo, inclusive el gran pianista francés Richard Clayderman le dedicó una bella composición para piano llamada simplemente “Tema de Nadia”. Su nombre viene de la palabra rumana  Nadedje (Esperanza), y al volver a su país comenzó a ser acosada por Nicosur, hijo del dictador rumano Nicolae Ceseascu y vigilada por la securitate (servicio secreto de la Policía rumana) por orden de la madre del junior del dictador, ante lo cual Nadia, deprimida, huyó primero a Hungría, pasando luego a Austria donde solicitó asilo político en la embajada estadounidense en Viena, el cual le fue concedido y llegó a los Estados Unidos en 1989 donde conoció y se casó con el ex gimnasta estadounidense Bart Conner, con quien tiene un hijo llamado Dylan, tomando la nacionalidad estadunidense. Y ahora es un próspera empresaria con academias de gimnasia y fabricación de artículos y ropa deportiva especial para la gimnasia.

Tuve la oportunidad de conocerla  y verla de cerca cuando Deportv cumplía 33 años al aire, y José Ramón Fernández fue homenajeado por TV Azteca con un programa especial rodeado de figuras mundiales como Nadia Comaneci, ya convertida en una mujer muy bella; los epañoles Miguel Indurain, ciclista multicampeón del Tour de Francia y el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, así como el “Rey Pelé”, y entre los mexicanos destacados estuvieron el piloto de carreras Adrián Fernández, el boxeador Julio César Chávez y el inmortal beisbolista sonorense Fernando Valenzuela, los marchistas  aztecas, medallistas olímpicos Daniel Bautista, Raúl González y Carlos Mercenario, así como Hugo Sánchez, quién olvidó viejas rencillas con el comentarista para estar presente en ese programa especial con una orquesta filarmónica dirigida por el gran músico mexicano Arturo Castro. Una celebración espectacular donde brilló con luz propia la rumana Nadia Comaneci repartiendo sonrisas, y feliz tomándose fotos con los grandes astros del deporte ahí presentes también.

Hoy Nadia Comaneci vive en los Estados Unidos y el 12 de noviembre próximo cumplirá 56 años de edad.

¡Sí, nadie como Nadia! Quien cautivó al mundo entero con tan sólo 14 años en los Juegos Olímpicos de Montreal 76.

Emilio Fernando Alonso

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores