Guadalajara, Jalisco

Miércoles, 26 de Julio de 2017

Actualizado: Hoy 05:43 hrs

18°

Síguenos:

José M. Murià
JUN 30 2017
Replicando y en la procesión

Por José M. Murià jm@pgc-sa.com

Revolución en el Revolucionario

Ni sus más recalcitrantes enemigos pueden negar la incidencia del Partido Revolucionario Institucional. Solo cabe pensar que, en un sentido o en otro, la voz “PRI” surge indefectiblemente en cualquier conversación sobre la vida política mexicana. Incluso, entre las encuestas suele aparecer el rubro que sencillamente refieren quienes están a favor o en contra de dicho Partido.
    
Lo que en él sucede, en consecuencia, guste o no, incide por fuerza en el devenir de la sociedad mexicana y, claro está, mayormente, en los estados cuyos gobernantes procede de dicha formación. Tal es el caso de Jalisco, por supuesto, a pesar de que durante dieciocho años estuvo gobernado por el PAN y a éste –por lo que hizo y por lo que dejó de hacer– deben imputársele también muchos de los graves problemas que padecemos.

Pues bien, en el camino hacia su XXII (vigésimo segunda) Asamblea del PRI, el 12 de agosto de este año, pretende remover hasta la entraña misma del Partido, y hace tiempo que se está discutiendo por todos los rincones de Jalisco en reuniones convocadas ex profeso tanto su actual composición como su explícita intención; es decir, lo mismo su organización y acción cotidiana que su proyecto de país.

Una cauda de propuestas de todo tipo se vertió los pasados días 26 y 27 en la Expo Guadalajara, donde se reunió un nutrido contingente de delegados convocados especialmente para reflexionar sobre ellas y dar pie a una presentación de conjunto para una reflexión final que tendrá lugar el día de mañana, 1 de julio, en el mismo lugar, donde más de ocho mil priistas acabarán de darle forma a las propuestas que los militantes jaliscienses elevarán al seno de la Asamblea Nacional que se llevará a cabo el 12 de agosto.

Vale señalar que, salga lo que salga, debe subrayarse que aquí hay un cambio enorme. Con anterioridad solía enviarse a “las bases” para su conocimiento los temas que habrían de aprobarse, en tanto que ahora deberán de tomarse en cuenta las ideas que emerjan de la muy nutrida militancia de la que el PRI goza a lo largo y ancho del país. De esta manera, se supone, ésta tendrá mayor beligerancia y derecho a exigir que se cumplan los preceptos establecidos y reclamar cuando se haga caso omiso de ellos.

El mecanismo es complejo y fatigoso, pero asaz interesante. Dicho de otra manera el famoso PRI pretende democratizarse y adaptarse a un nuevo tiempo que él mismo contribuyó sobremanera a crear. Ojalá no se pierdan con las mutaciones que vendrán ni la idiosincrasia ni las necesidades y las particulares condiciones de los muchos países que conforman la Nación Mexicana.

José M. Murià

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores