Guadalajara, Jalisco

Martes, 25 de Julio de 2017

Actualizado: Jul-24 19:37 hrs

23°

Síguenos:

Pablo Latapí
JUN 29 2017
Errante peregrino

Por Pablo Latapí platapi@hotmail.com

Ciudad Enojada

Con todo, sigo encontrando un enorme privilegio el vivir y trabajar en la Zona Metropolitana, la que me gusta llamar “La Gran Guadalajara” porque es una gran ciudad.

Por cuestiones familiares (mi padre, mis hermanos, mis hijos viven allá) y por cuestiones profesionales (TV Azteca y Grupo Salinas) viajo frecuentemente a la Ciudad de México, y mientras más visito la capital más valoro vivir aquí.

Y la cuestión va más allá del tráfico en CDMX, imposible por cierto nomás de pensar en que hay quien gasta tres o cuatro horas para trasladarse en automóvil (ya no hablamos de quienes utilizan transporte público), o de la corrupción galopante porque hay que reconocer que desde que la CDMX es gobernada por perredistas aquella gran corrupción de los gobiernos priistas (las cúpulas se despachaban con la cuchara grande) hoy se ha “democratizado” y hay corrupción a todos niveles, pero especialmente a nivel de ventanilla y de trámites del día a día. Un saqueo contra todos y a  los ojos de todos.

El tema del privilegio de Guadalajara tiene que ver más con la calidad con que viven los habitantes de la CDMX, están más enojados que nunca. El fin de semana, preparando una comida familiar, fui una de las tiendas emblemáticas de embutidos y vinos de la capital, La Castellana, evocando a mi madre que en su amor a lo hispano la visitaba con la emoción de conseguir un buen jamón y un excelente vino.

Entiendo que una tienda así te vende la ilusión de lo que vas a disfrutar horas después, pero para mi sorpresa, y en sábado, estaban enojados desde el acomodador en el estacionamiento hasta el gerente de la tienda, por cierto muy elegante con su delantal negro, pero muy enojado. Todos enojados.

La ciudad, el trafico, el estrés les ha puesto el futuro en las narices (ya no ven más allá) y lo que todavía podrían ser actividades aspiracionales por el disfrute que representan se han vuelto también en empleos que se sufren.

Hace unos días, en un foro de emprendedores, platiqué con una de las responsables en México de la empresa “Best Place to Work”, y me compartía una reflexión: En Guadalajara los jóvenes todavía pueden vivir la vida, en la CDMX la vida es la que te vive a ti.

El tema es cómo preservar esa ventaja. Sabemos que con las autoridades no se cuenta, están ocupadas en la grilla, el discurso y la simulación, y su futuro no va más allá de los tres años de su mandato. El reto para nosotros está en dedicarle unos minutos diarios, sólo unos minutos, a pensar cómo conservar la calidad de vivir en esta ciudad. Quizás el tema tenga que ver con cortesía, sonrisas, o quizás con acciones ciudadanas pequeñas pero contundentes, y comunicarlas alrededor.

Yo me doy a la tarea de empezar a hacerlo porque más que nunca estoy convencido que vale la pena.

Pablo Latapí

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores