Guadalajara, Jalisco

Martes, 19 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 15:31 hrs

27°

Síguenos:

Cuauhtémoc Cisneros Madrid
JUN 26 2017
De poder a poder

Por Cuauhtémoc Cisneros Madrid ccmadrid@att.net.mx

A 300 años de Masonería Especulativa

“El mero día de San Juan” (Bautista) es una expresión que en México se utiliza en diferentes momentos, pero particularmente el 24 de junio de cada año es la fecha en la que inicia la temporada de lluvias, de ahí que muchas personas la tengan en mente, pues del temporal que se tenga depende en gran medida la economía del país, no sólo por la importancia del vital líquido en la agricultura, sino también porque en ocasiones el exceso del mismo, combinado con la falta de infraestructura y hasta con la terquedad de la gente, en ocasiones significan grandes desastres, mismos que conllevan tristeza y luto a los hogares mexicanos.

Y fue precisamente en este festejo que “aparece en Europa entre finales del siglo XVII y principios del XVIII, la masonería moderna o “especulativa” misma que ha sido descrita a menudo como un sistema peculiar de moral, bajo el velo de alegorías y enseñado por símbolos. Se presenta a sí misma como una herramienta de formación, con un método particular que, basado en el simbolismo de la construcción, permite a sus miembros desarrollar su capacidad de escucha, de reflexión y de diálogo, para transmitir estos valores a su entorno” (Wikipedia).

En este contexto, es que el pasado 24 del presente se llevó a cabo en nuestra ciudad la ceremonia del Solsticio de Verano para conmemorar el 300 aniversario de la fundación de la Masonería moderna, a la cual acudieron miembros masones de diferentes puntos geométricos del país, a convocatoria de la Gran Logia “Lázaro Cárdenas” del Estado de Jalisco.

De acuerdo con trabajos de investigación de Jesús Chávez Nava, “en el año 1723 el reverendo James Anderson y John Theophilus Desaguliers escribieron las constituciones que normarían a la masonería; introduciendo entre otros principios la tolerancia, el mejoramiento moral de sus miembros y la fraternidad. Es así que las reuniones de las logias se constituyeron en espacios de sociabilidad en donde se practica la tolerancia política y religiosa, la que es posible, gracias a los juramentos y a la secrecía de lo visto y oído”.

En la actualidad, las logias masónicas han dejado de ser satanizadas, tal y como lo fueron en otros tiempos, no obstante, aún son muchas las personas que se preguntan qué hacen, cómo hacen y para qué hacen sus reuniones, de ahí que cada día existan festejos como los Solsticios en que la participación es abierta a toda la población, en el entendido de que los simbolismos ahí manejados tienen que ver con la actuación diaria que los masones deben de guardar, precisamente en el marco de respeto, tolerancia y fraternidad para con todas las personas de su entorno.

Apunte

Si las enseñanzas alcanzadas durante la preparación masónica son aplicadas en beneficio de la humanidad, bienvenidas sean.

Cuauhtémoc Cisneros Madrid

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores