Guadalajara, Jalisco

Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 10:10 hrs

21°

Síguenos:

Luis Ernesto Salomón
JUN 25 2017
Clave

Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

Venezuela y México

La simple observación de los hechos hace pensar que la suerte del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela está echada, es cuestión de tiempo para que la agitación política y social que viven los venezolanos desemboque en una crisis que coloque al Gobierno en una posición sin salida. Las condiciones económicas contribuyen a agravar las cosas, con una inflación galopante, escasez de medicinas y alimentos, aislamiento internacional y debilitamiento de la capacidad financiera. Por eso una salida política mediante un proceso democrático parecía la solución más adecuada para permitir una transición más institucional.

El Gobierno de México, por primera vez en lustros, tomó una posición fuerte y condenó lo que sucedía en la nación del Caribe, con el respaldo de las naciones más importantes del Continente incluyendo los Estados Unidos. Se ha mantenido en ella y respaldó una propuesta para que la OEA condenara al régimen y se pidiera un proceso electoral abierto y la liberación de los presos políticos.

La resolución del organismo no se obtuvo por falta de los votos suficientes y se ha querido convertir este hecho en una suerte de afrenta a la diplomacia mexicana. Pero lo que pone en evidencia es una cuestión más estructural: el debilitamiento de la influencia mexicana en la región, y este hecho merece la pena analizarlo. La diplomacia mexicana tuvo un largo periodo de defensa del principio de No Intervención, sobre todo durante la “guerra fría”. Luego actuó como promotor de la paz en la región durante décadas, durante los cuales los objetivos fueron sobre todo políticos.

A fines de los años ochenta del siglo pasado las autoridades comenzaron a darle un sentido más económico a la actuación diplomática, con la entrada de México al GATT, y a partir de ahí el enfoque fue dejando poco a poco los acentos ideológicos y políticos para enfocarse a la incorporación de México a la globalización, mediante una apertura gradual.

La firma del TLCAN y los acuerdos comerciales con otras naciones y bloques son la muestra más palpable. Visto de otra forma, los técnicos y economistas fueron tomando la iniciativa sobre los diplomáticos tradicionales y la realidad se imponía. Por otra parte la defensa de los mexicanos en el exterior y la demanda de servicios consulares demanda la mayor parte de la energía y capacidad operativa de nuestra diplomacia que desarrolló la más amplia red de este tipo de servicios en los Estados Unidos.

Durante mucho tiempo la acción diplomática en América Latina se diluyó, dejando el espacio para el crecimiento de la operación de naciones como Brasil. Ahora que la realidad nos ha puesto frente a la necesidad de diversificar nuestras relaciones comerciales y políticas, estos hechos son más evidentes y ponen de manifiesto la necesidad de fortalecer la acción diplomática en el Continente entero. La crisis de Venezuela ha sido una oportunidad para ello y aunque no se logró el propósito de coyuntura en la OEA, es menester mantener nuestra actuación firme y fortalecer las alianzas.

La diplomacia es una herramienta estratégica en momentos de agitación porque permite abrir oportunidades insospechadas. Los mismos Estados Unidos que al parecer intentan cambiar su política hacia el continente pueden apoyar una labor más profunda de nuestro país en la materia.

Luis Ernesto Salomón

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.