Guadalajara, Jalisco

Jueves, 17 de Agosto de 2017

Actualizado: Hoy 02:57 hrs

20°

Síguenos:

Eduardo Escoto
JUN 24 2017
Notas de paso

Por Eduardo Escoto escotorobledo@gmail.com

Gabinete armónico

“Por Gabinete Armónico no quiero referirme a otra cosa sino al salón contiguo al erudito Museo del Colegio Romano, en el que están colocados diversos instrumentos sonoros, de cuya armonía no solamente se deleitan los oídos, sino que la mente puede aprender reflejando la proporción de las notas con las cuales se compone la música…”

Así inicia el proemio con el que el jesuita italiano Filippo Bonanni presentaba en 1722 su Gabinete Armónico, publicado en Roma, donde detalla el contenido de la colección de instrumentos musicales del Museo Kircheriano, conjunto de artilugios y rarezas reunido por el sabio Athanasius Kircher en 1651.

Si bien ha sido uno de los textos más consultados por los musicólogos y estudiosos de la cultura musical de aquél tiempo es hasta ahora que se ha preparado una edición en castellano del mismo, elaborada por Gustavo Mauleón y Marcello Piras, y auspiciada por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Estos especialistas se basaron en el ejemplar del Gabinete Armónico conservado en la Biblioteca Lafragua de Puebla y en el de la Biblioteca Nacional de España. Prepararon además una edición facsimilar.

En su obra, Bonanni plantea una clasificación de los instrumentos musicales por su sistema de producción sonora: respiración, tensión o percusión. Con ello –indica Mauleón- el italiano “se adelanta 250 años a la propuesta de Curt Sachs”, fundador de la organología moderna.

Además en la primera parte del libro, Bonanni reflexiona sobre la variedad y usos específicos de los instrumentos, analizando su función en las fiestas antiguas, la guerra, la navegación, celebraciones de triunfos, juegos públicos, funerales, convivios y el ámbito eclesiástico. Esto resulta de gran importancia desde el punto de vista histórico, cultural, etnomusicológico y semiótico, sobre todo considerando que se incluyen instrumentos provenientes de África, Persia, China o las Indias.

Destaca también el contenido gráfico del Gabinete Armónico. Son 130 grabados donde se aprecian en pleno uso los instrumentos descritos. Es por ello que para Mauleón, la obra de Bonanni tiene además un interés literario e iconográfico. De hecho ha podido encontrar que algunas de las figuras de talavera que decoran la fachada de la llamada Casa de los Muñecos en Puebla, tienen como modelo algunas de las láminas del libro.

Es de aplaudir el apoyo de la BUAP a este tipo de proyectos, que generalmente deben esperar más de lo debido para ver la luz. En este caso, su viabilidad ha quedado demostrada, pues a días de su presentación formal en la universidad hay ya una gran cantidad de ejemplares solicitados por diversas instituciones tanto en Europa como en los Estados Unidos.

Eduardo Escoto

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores