Guadalajara, Jalisco

Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 10:10 hrs

21°

Síguenos:

Carlos María Enrigue
JUN 22 2017
Reconcomios

Por Carlos María Enrigue carlos_enrigue@hotmail.com

México y Venezuela

Con la reciente reunión de cancilleres de los países miembros de la OEA mucho se discute de la relación de México con Venezuela, y es que aquí al parecer vivimos en un mundo de locos, en donde países que tienen ambos notorias deficiencias en cuanto a su régimen democrático y institucionalización del estado de derecho, parecen alegar cuál de los dos es peor sin darse cuenta que los dos están para llorar.

Si usted le La Jornada o Proceso, encontrará serias denuncias a lo que se considera una intromisión al régimen interno venezolano, una canallada impulsada en los más oscuros rincones en Washington de los cuales el gobierno mexicano es meramente un palero que, al no atender sus problemas locales, única y exclusivamente muestra una hipocresía intolerable ante las claras bendiciones del Socialismo del siglo XXI.

Ahora bien, de leer El Universal o Reforma, quedará de manifiesto que la gente en Venezuela se encuentra en la inanición más absoluta, que existen pleitos callejeros por un rollo de papel del baño, que es más fácil mandar un cohete a la luna que obtener una aspirina. Es decir, que es el caos máximo y que es justo y necesario que la ejemplar república mexicana aplique presión internacional para obtener el más puro de los respetos a los derechos humanos.

Tal parece que ambos tienen razón a la vez que dicen mentiras, y es que al defender cada una de las posiciones no se tiene mayormente en consideración el bienestar de los venezolanos que debería ser en todo caso el verdadero tema. Lo que sucede es que se usa a Venezuela como punto de referencia para los pleitos políticos de este lugar y por lo mismo se descontextualiza todo lo que pudiera servir de base para un análisis medianamente objetivo.

Por ello, si el medio en cuestión es proclive a apoyar a MORENA dejará de lado todos los abusos del gobierno de Maduro e incluso relativizará la participación de este partido político en actividades con el gobierno venezolano en muestras de apoyo a dicho régimen. No importa que haga exactamente todas aquellas cosas que se condena aquí, como son del mismo grupo todo se perdona en automático.

Ahora que, si somos un poco más conservadores haremos un verdadero drama de los abusos venezolanos mientras minimizamos los atropellos mexicanos al situarlos en cualquier contexto que haga parecer que la mugre de casa no apesta tan mal como la del vecino.

Tengo un par de amigos venezolanos a quienes creo en su mayoría en contra del régimen, es indudable que existen abusos constantes tanto allá como acá, denunciar los hechos – cuando lo que en verdad son los hechos lo que molesta – supone un ejercicio permanente e indiscriminado. Ojalá Venezuela no se usara para eso, y ojalá lo que se condene aquí se critique allá.

Carlos María Enrigue

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.