Guadalajara, Jalisco

Miércoles, 28 de Junio de 2017

Actualizado: Hoy 12:34 hrs

20°

Síguenos:

Jaime García Elías
JUN 19 2017
Entre veras y bromas

Por Jaime García Elías opinion@informador.com.mx

– Dos “Chapulines Colorados”

Dichoso país este, que no dispone de un “Chapulín Colorado” siempre presto a salvarlo de sus apuros (inseguridad, violencia, pobreza, corrupción galopante…), sino dos. Con un leve inconveniente, eso sí: que los dos insectos encarnados de que se tiene conocimiento, están enemistados entre sí.

-II-

Uno de ellos responde al nombre de Andrés Manuel López Obrador. Como es del dominio público, aunque el señor ya alguna vez ejerció funciones como solemnemente autoproclamado “presidente legítimo”, por tercera vez hará la intentona de fungir, modestamente, como Presidente Constitucional a secas. Aunque sus críticos lo toman a chunga, su discurso plantea la instauración de una “república amorosa”, la “honestidad valiente” como banderas, y la guerra declarada contra “la mafia” que se ha enquistado en el poder –antes, durante y después de la llamada “transición democrática” que llegó con el nuevo siglo– desde hace más de una centuria.

El otro es Vicente Fox Quesada. En su actual papel de oráculo de los destinos del país que gobernó a partir de que hizo efectivo su propósito de “sacar al PRI de Los Pinos”, y a despecho del célebre “soplamocos” que el mismo López Obrador le dedicó hace algunos años (“¡Cállese, chachalaca…!”), Fox ya decidió convertir en una cruzada su decisión de que Andrés Manuel no llegue a la silla presidencial… Lo dijo con todas sus letras: “Yo me voy a encargar, personalmente, de que ese cuate (el tal López) no llegue (…); me voy a pronunciar contra su ignorancia; denunciar su incapacidad de ideas y su falta de estrategia”.

Fox, por lo que se infiere, está convencido de tener, uno, las bases ideológicas para emprender esa cruzada; dos, la estatura política necesaria para convertirse en antagonista ideológico del único (hasta ahora) virtual candidato a la Presidencia; y tres, de conservar ante la opinión pública el ascendiente que ciertamente tuvo como candidato, hace 18 años, para inclinar a favor de sus convicciones (y en contra del anhelo de Andrés Manuel, de redimir a este país) la balanza de las próximas elecciones.

-III-

En lo que los dos émulos del Chapulín Colorado juegan sus cartas, salta a la memoria, mutatis mutandis, el epigrama que alguna mano anónima escribió al calce de la fotografía que Villa, Zapata y Felipe Ángeles se tomaron, encaramados en la silla presidencial, tras su entrada, a caballo, a Palacio Nacional: “No son trasunto fiel del Calvario / las fachas estas; / ninguno es Dimas: / los dos son Gestas”.

Jaime García Elías

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores