Guadalajara, Jalisco

Martes, 27 de Junio de 2017

Actualizado: Hoy 12:16 hrs

24°

Síguenos:

Diego Petersen
MAY 18 2017
En tres patadas

Por Diego Petersen diego.petersen@informador.com.mx

Se busca Ombudsman

En unas semanas más el Congreso del Estado tendrá que elegir a un nuevo presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, un Ombudsman, como se le conoce a esta figura internacionalmente. Los partidos estarán sin duda pensando en quién les conviene. Algunos lo que buscan es una buena comparsa, otros las plazas en la Comisión, que no son pocas, pues si han logrado en los últimos años es burocratizar la institución defensora de los derechos humanos.

Sin embrago, en el momento que vive el país y el Estado es fundamental recuperar para la sociedad civil esta institución. Dicho de otra manera, es momento de presionar a los diputados para que se elija un Ombudsman jalisciense que represente los intereses de los ciudadanos y no de la clase política. No es fácil, ya la mayoría de los legisladores representan a la clase política y son parte de ella; están ahí porque algún padrino político los colocó o porque son parte de un grupo de interés. Aún así, todos dependen finalmente de nuestro voto y la vigilancia ciudadana ayuda.

Existe la tentación, y lo vimos claramente con las reacciones al video del asesinato de un soldado que fue atacado por la espalda por un huachicolero, y luego la venganza de la tropa ejecutando a un detenido que estaba ya sometido, de relajar la vigilancia y darle manos libres a las fuerzas del Estado para acabar con los delincuentes. Nada más peligroso. La diferencia entre los delincuentes y las fuerzas del Estado es y debe ser el cumplimiento de la ley. La violencia y la ley del más fuerte es lo que define a los grupos de crimen organizado. Si caemos en el juego de permitir que las fuerzas del Estado actúen fuera de la ley con el pretexto de la seguridad, los que perdemos somos los ciudadanos, que terminaremos, inevitablemente, a fuego cruzado.

Necesitamos, pues, recuperar la Comisión de Derechos Humanos para los ciudadanos. Un o una Ombudsman que nos represente. Que le cuide las manos a las fuerzas del Estado, no para entorpecer su trabajo, sino para recordarles que la ley y el respeto a los derechos de todos y cada uno de los ciudadanos es lo que hace fuerte a un gobierno y segura a una sociedad. Que vigile el debido proceso, porque de otra forma no habrá justicia. Que nos recuerde que los derechos no son graciosas concesiones de los poderosos que pueden aplicarse o no al capricho del gobernante en turno, sino los cimientos de nuestra libertad.

Se busca Ombudsman. Hagamos también nosotros la tarea que nos toca: vigilar y presionar a nuestros diputados, y por qué no, proponer nombres de quien pensemos que llena el perfil.

Diego Petersen

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores