Guadalajara, Jalisco

Lunes, 24 de Julio de 2017

Actualizado: Hoy 02:57 hrs

18°

Síguenos:

Carlos Enrigue
MAY 14 2017
Ayer decíamos…

Por Carlos Enrigue carlosenrigue@hotmail.com

‘Debate o desastre’

Sé de antemano que, como una moderna Casandra, no me va a creer usted lo que es una verdad de a cuatro: esto cada vez va a estar peor, pues aunque sé que voy a quedar como un gordo desbozalado ante vuesas mercedes, tengo que decir que en el debate de los candidatos a la gubernatura del Estado de México no hubo edecán, con lo cual, cualquier posible interés que hubiera habido acerca del tema, quedó en cero y menos que cero.

Desde luego mi masoquismo no llega a tanto como para haberlo visto, pero por las noticias que me han dado, fue un acto de cinéma vérité, ya que se dijeron verdades absolutas. Todos, y digo todos, hasta uno del PT que no sabía ni qué andaba haciendo ahí, se dijeron la verdad absoluta: todos eran rateros y todos comprobados. Que en nuestro entorno, en una candidatura no te digan ratero es una señal grave, de cierto. A todos los acusaron justamente de haberse robado un biberón en el hospital donde nacieron y a los tardíos, que se robaban los gises en el kínder.

La cosa pinta del perrazo para el citado estado, o sea, en el mejor de los casos, Alí Babá se va a apoderar del asunto, desde luego robando a los otros ladrones; por tanto, se requiere un verdadero milagro para que no gane uno, porque aquí uno tendrá que ganar, lo cual es dramático en serio. Yo no sé si se acuerde, pero el tal Eruviel entró con muy buenas calificaciones, de los actuales ninguno se salva, bueno, hay una independiente cuyo interés es simplemente anecdótico y lo único que pretende es gastar los zapatos en la pista de baile, por tanto, está nada más para que la dejen bailar, con eso gana.

Se habló mucho de los independientes, pero no se ha hablado del platal que se necesita para que alguno de ellos gane, de modo que sigo sosteniendo que un debate sin edecán es como un día sin sol y nada más porque sé que las comisiones de derechos humanos se dedican exclusivamente a que los becados agraciados con los nombramientos cobren, al tiempo que se comen los mocos, pero si actuaran en un mínimo aspecto de defensa de estos sacrosantos derechos, protegerían a la población contra tan infames ejercicios, que son verdaderamente un ataque a cualquier acto de inteligencia o de convivencia social.

Por tanto, he llegado a una definición de lo que es un debate, que es un artificio electoral cuyo único atractivo dependerá de la belleza de la edecán que se contrate para el efecto y que por lo general, además de cobrar, es utilizada por los candidatos que van perdiendo, con la esperanza de que el que vaya ganando diga alguna imbecilidad que lo haga perder popularidad, lo que casi nunca sucede, pero de ahí a que haya algún acto de inteligencia, hay mucha distancia.

Los debates son usados colateralmente como curación en casos de insomnios patológicos y la cantidad de audiencia se mide por el número de suicidados en ese período.

@carlosmorsa

 

Carlos Enrigue

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores