Guadalajara, Jalisco

Miércoles, 16 de Agosto de 2017

Actualizado: Hoy 12:36 hrs

24°

Síguenos:

Lourdes Bueno
MAY 13 2017
Columnas

Por Lourdes Bueno lourdesbueno03@yahoo.com.mx

Generadores de equidad

Venezuela en turbulencia por las erráticas políticas de Maduro, Francia a punto de ser atrapada por el fenómeno Le Penn, Estados Unidos con su impensable presidente elegido. Todos producto de una fuerte desigualdad económica y social que los gobiernos han provocado a grandes grupos poblacionales, mayorías dejadas fuera del desarrollo que han sido borradas del interés político en esos países y que, en la desesperación, se han hecho escuchar en los extremos. Una respuesta social que, desafortunadamente, no está lejos de suceder en México.

Porque este gobierno ha seguido las modas económicas del mundo globalizado, luego la desigualdad creció en lugar de bajar, y los beneficios dejados por este sistema han sido para los grandes, pocos, muy pocos. Como ejemplo está BBVA Bancomer que ha tenido un alza, gracias a los beneficios que le reporta este país, de más del 50 por ciento, sin que ello signifique que esa institución invierta en México y tampoco se traduce en su impulso a la banca de desarrollo en este país.

O las concesiones dadas por este sexenio a las mineras extranjeras, las que han sido sin medida, peor aún, sin regulación efectiva y sin beneficios para el país. Depredación y peligro para el entorno nacional y para la población, concesiones que dan a ganar a pocos en detrimento de los demás. Modelo impulsado por este sexenio que destruye toda posibilidad de abatir la desigualdad, en cambio, la ha catapultado.

Y en este llano, sin Rulfo, pero en llamas, se abre un campo de oportunidades a pesar del sistema imperante: la educación pública. No las ‘discurrencias’ de los administradores de la educación, mucho menos la reforma aprobada, sino el trabajo comprometido con la educación pública que, a contracorriente, realizan instituciones como el Instituto Politécnico Nacional,  o el Tecnológico de México donde el 80 por ciento de sus egresados son los primeros profesionistas de sus familias, movilidad social y económica creada en un esfuerzo cotidiano al que, sin embargo, le falta la continuidad de una fuente suficiente de empleos que este gobierno no ha creado. Aun así, un cambio de fondo que la educación pública ha realizado y que acorta el abismo de desigualdad dando una plataforma de oportunidades a los jóvenes mexicanos.

Porque la educación pública es la gran igualadora social y los maestros, aunque les pese a algunos empresarios que desean minimizarlos, son los mejores constructores de libertad con compromiso, generadores de conciencia social, análisis, crítica e innovación para avanzar hacia la equidad, principio insustituible que se fortalece en las aulas. Un trabajo que no se valora en su profunda proyección; una tarea comprometida con el país a la que se le debería dar reconocimiento; en cambio, lo que se les regresa es una acción de zapa que desde las cúpulas agrede la malla de integración social que la educación pública y los maestros construyen cotidianamente.

Un país que en 2017 avanza como el año más violento del sexenio y que estaría en segundo lugar de muertes violentas detrás de Siria, aunque se quisiera negar con cifras maquilladas…Una población tensada, golpeada, enojo social vuelto mecha peligrosa como en Francia, como en Venezuela, y que puede encender un volátil polvorín contra el que trabajan los maestros poniendo su vida profesional en ello.

Una educación pública que hoy resulta el mejor antídoto para la desigualdad. Tarea fundamental de los educadores que abre mejores posibilidades de futuro a la población; trabajo invaluable de los maestros mexicanos ante el que la nación está en deuda.

Lourdes Bueno

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores