Guadalajara, Jalisco

Lunes, 21 de Agosto de 2017

Actualizado: Hoy 05:11 hrs

18°

Síguenos:

Francisco Baruqui
ABR 17 2017
Y… pensándolo bien

Por Francisco Baruqui francisco@baruqui.com

¿Quién manda ahí…?

Salió a la luz que Eric, hijo de Donald Trump, se mostró seguro de la influencia que tuvo su hermana Ivanka sobre su padre presidente, para que diera la autorización de atacar a Siria contra de su base aérea, contestando al presunto ataque con armas químicas en la población Jan Sheijun, territorio rebelde con saldo de cifra cercana a 100 víctimas fallecidas.

Vi la declaración de Trump por la televisión, expresando su enorme pesar al ver a “bellos” bebés sacados con varios muertos del hospital en el que estaban, el último en pie de la zona, justificando su posterior ataque con una sesentena de misiles.

En la entrevista concedida por Eric al diario inglés The Telegraph, manifestó que su hermana tiene mucha influencia sobre de su padre, toda vez que es madre de tres hijos y declaró a su progenitor el terror que sentía ante lo ocurrido, expresando que el presidente se sentía “muy afectado” ante las escenas de las víctimas infantiles muertas en el ataque.

Ante esto, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer declararía que: “No hay duda de que Ivanka y otros se acercaron al mandatario” antes de atacar a Siria, rematando con: “Creo que hubo un reconocimiento generalizado de que las imágenes y las acciones que se habían llevado eran horribles y REQUERÍAN UNA ACCIÓN en respuesta…”.

Posteriormente el mismo Spicer, haciendo gala de una torpeza inaudita, declaró sobre el supuesto uso de gases tóxicos por parte del régimen de Bashar al Assad, — “ALGO EN QUE NI SIQUIERA HITLER SE REBAJÓ A USAR ARMAS QUÍMICAS…” —, cayendo con comparación tal en una polémica que luego trató de enmendar aduciendo que su intención había sido subrayar los “actos atroces” que Al Assad llevó a cabo en contra de su mismo pueblo. En la misma entrevista realizada por la cadena televisiva CNN, —enemiga de Trump a decir de él mismo —, se disculpó diciendo: — “Francamente, por error hice una referencia inapropiada e insensible al Holocausto con el que no cabe comparación…” —.

La respuesta no se hizo esperar por parte del Estado de Israel con un apoyo colosal de la comunidad judía internacional, solicitando la dimisión del vocero, quien por ignorar que muchas veces si la palabra es de plata, el silencio es de oro, enmarcó una estupidez en el cuadro grande de la imbecilidad, dando cuenta de la inconciencia y la significación que tuvieron las cámaras de gas utilizadas en los campos de concentración nazis, en los que se reconocieron un sexteto de millones de judíos sin distinción de sexo ni edad, que fueron exterminados por la locura hitleriana.

Desde el inicio de su campaña como candidato, ya como presidente electo y posteriormente en funciones, Donald Trump fincó como enunciado fundamental para su gestión la leyenda “América primero…”. Tomando como América no al continente integrado, sino a su país, haciendo reconocer al mundo que América no implica situación geográfica como Norte, Centro y Sur, que no. América es los Estados Unidos, y, debo escribirlo, me daba temor, mucho temor.

Posteriormente al ataque con misiles, Donald Trump ha declarado que: — “No vamos a meternos a Siria…” —, negando la intención de mandar tropas a combatir al gobierno de Al Assad, pero…

Y…  PENSÁNDOLO BIEN.

Y…  PENSÁNDOLO BIEN, inmerso en una ausencia total del menor sentido diplomático, el gobierno de Trump, contradictorio a más no poder, diciendo un día una cosa y haciendo otra; aseverando principios de verdades que luego son contradichos por sus mentiras en todos los temas que aborda, hace que el clima de desconfianza coja raíces profundas, cuando rodeado de “su” gente del ramo en el que se ha desenvuelto, ubicándola en puestos que requieren de especialización, de profesionalismo, de experiencia por su ascendencia, importancia y trascendencia, estén ocupados por habilitados y arribistas, magnates, sí, en muchos de los casos.

Ante esto, anulándose la imagen internacional que EU había tenido con un Cuerpo Diplomático de primer nivel, ahora conformado con mucha de “su” gente, da la realidad, triste, pero realidad al fin, de que tienen al planeta en vilo en un clima de conflagración que nada bueno, lo aseguro, puede traer.

Y la pregunta bien cabe: ¿QUIÉN MANDA AHÍ…?

Francisco Baruqui

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores