Guadalajara, Jalisco

Martes, 27 de Junio de 2017

Actualizado: Hoy 12:16 hrs

24°

Síguenos:

Luis Jorge Cárdenas Díaz
ABR 13 2017
Economía y fisco

Por Luis Jorge Cárdenas Díaz opinion@informador.com.mx

Asignaturas pendientes

Las grandes calamidades que aquejan a México se desgranan como granos de mazorcas de maíz, invaden las redes sociales ocupando los espacios; pasan de moda y van desfilando ante nuestra alarma que, una vez que pasan, se vuelve indiferencia. Por eso, ahora hago un recuento de las más graves asignaturas que tenemos esperando su turno y pasen de la indiferencia al escándalo, para, al final de cuentas volver al olvido sin resolverse.

No es por falta de leyes que no se resuelven, es por falta de gobernantes que las hagan cumplir. Me viene a la memoria esta frase célebre: “Cuanto más corrupto es el Estado, más leyes tiene. (Cayo Cornelio Tácito, 56-117 d.c.). En México tenemos alrededor de 300 leyes federales vigentes, hay leyes para todo.

Entre nuestras múltiples desgracias sobresalen por su importancia: la delincuencia, la corrupción y la pobreza; las demás son parte o consecuencia de estas calamidades, como la ignorancia, la devaluación la emigración, la impunidad, los desparecidos, las fosas clandestinas, la drogadicción, la banca usurera, el robo de gasolina, los secuestros, los robos a negocios y casa habitación; los asaltos a bancos, a cajeros automáticos y a cuentahabientes y la Reforma Educativa que está empantanada.

Especial lugar tienen las cuantiosas deudas del sector público que siempre gasta más de lo que recauda; los préstamos son los peores enemigos de una economía sana, tanto por el mal destino que se les da, como por el lastre que dejan a las futuras generaciones que se verán limitadas por que, antes que disponer del dinero para hacer obras, primero se pagan sus súper sueldos, luego el servicio de la deuda que incluye pagos del capital, de intereses y de comisiones y penalidades por renovación de las deudas, porque no disminuyen, siempre van en aumento.

La mala práctica de pedir prestado no es privativa del Gobierno federal, también los estados, los municipios, las empresas de participación estatal y los organismos públicos descentralizados; Pemex está técnica y financieramente quebrado, la CFE está sobreendeudada, el IMSS tiene que ser subsidiado porque las cuotas que cobra son insuficientes para cubrir su presupuesto y lo mismo sucede con el ISSSTE.

Algunas de estas calamidades son mencionadas en época de elecciones para prometer soluciones ofreciendo recortes presupuestales y reducción de sueldos que nunca se cumplen, o se hacen parcialmente para justificarse, pero no en la medida en que se anunciaron. Todos los partidos políticos nos han fallado por igual, por eso estamos ahora en el peligro inminente de que el partido más nuevo de todos Morena, atraiga los votos de los decepcionados ciudadanos, que son la mayoría y caigamos en manos de su líder López Obrador, que no ha rendido cuentas de su actuación como gobernante del D.F. Estamos a un paso de unirnos a los demás países de América Latina que sufren los efectos del populismo, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Cuba. En esta Semana Santa invito a los lectores de EL INFORMADOR a meditar sobe la solución de estos problemas.

Luis Jorge Cárdenas Díaz

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores