Guadalajara, Jalisco

Sábado, 29 de Abril de 2017

Actualizado: Abr-28 20:40 hrs

28°

Síguenos:

Ivabelle Arroyo
ABR 12 2017
La sopa

Por Ivabelle Arroyo ivabelle@gmail.com

Aristóteles y Mancera, a limpiar la casa

Soy una convencida del federalismo, de la política subnacional, del trabajo público local, de la autonomía estatal, pero ¡ah cómo cuesta trabajo defender a la clase política de los estados! La autonomía estatal la hieren de muerte los propios gobernadores, algunos de los cuales parecen los mejores aliados de las tendencias centralizadoras en el país. ¿O cómo se explica que se dediquen a destruir las arcas públicas y derrochar su patanería como si gobernaran feudos aislados en el siglo XIII? ¿Lo hacen para mostrar que los estados son incapaces de gobernarse?

Duarte en Veracruz asombró al país completo, los cargos contra Moreira nos pusieron los ojos de plato y la detención de Yarrington desencaja la quijada. Decenas de ex mandatarios estatales tienen enormes colas por su comportamiento criminal y la obligada pregunta es, ¿cuántos de los que hoy quedan en su silla van a esconder la cara y multiplicar su identidad en los próximos años? ¿Cuántas excusas más van a darle al gobierno federal para que tenga injerencia en el tema de cortar las uñas?
¿Cómo veremos al actual mandatario de Jalisco en el 2019? ¿O al actual jefe de gobierno de la Ciudad de México? Es inquietante la posibilidad de que estos titulares, hoy sin mancha, se revelen como viles delincuentes después. Ellos y todos los demás, pero a ellos los pongo de ejemplo por ser los casos que mejor conozco.

Hasta ahora, ninguno de los dos ha dado muestras de formar parte de la cofradía de patanes que empobrece las bóvedas de lo público. Nadie habla en susurros de los ranchos de uno o de otro, ni de sus bienes en Miami o París pero , ojo, sí hay voces quedas que alertan sobre sus amigos.

En ambos casos, tanto en la Ciudad de México como en Jalisco, se habla ya del enriquecimiento de personajes cercanos a Miguel Ángel Mancera y a Aristóteles Sandoval. Funcionarios que, bajo el cobijo de su amistad, han abultado su cartera y cerrado negocios que no pasarían la prueba de las contralorías.

Quizá ni Mancera ni Sandoval sean cómplices de estas prácticas, pero dudo mucho que no sospechen o incluso no sepan que están sucediendo y quiénes abusaron de su confianza.

Es hora, ya en el preludio de la renovación de sus carreras, de que limpien la casa, de que castiguen ellos a quienes se han enriquecido en el primer círculo de su gobierno, de que alejen de sí a los que manchan su paso por el ejecutivo. ¿Se van a esperar a que lo haga la oposición, el gobierno federal, los medios de comunicación o el gobierno de Estados Unidos?

Más vale que se blinden ya, que sacudan el lastre este año y que demuestren, primero que el federalismo sigue teniendo sentido, que la justicia puede hacerse desde la entidad, que no todos los gobernadores deben huir y cambiarse la cara y que ellos sí saben cómo salir con la frente en alto.

Ivabelle Arroyo

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores