Guadalajara, Jalisco

Jueves, 25 de Mayo de 2017

Actualizado: Hoy 05:27 hrs

18°

Síguenos:

El Informador
ABR 11 2017
MADD

Por El Informador opinion@informador.com.mx

Contradicción y esperanza

Por Aurelio López

Tuvo que ser el deporte el creador de puentes entre naciones. El anuncio ayer de la candidatura norteamericana por hospedar el Campeonato Mundial de futbol para 2026 significaría la primera vez que tres países comparten el privilegio. Aunque el anuncio y el compromiso es suficiente para ser discutido, el entorno político y social que ahora se vive entre nuestros vecinos lo convierte en algo mucho más importante.  

Aprovecho este espacio que casualmente su título en esta ocasión es sorprendentemente atinado, para compartir lo que creo podría suceder si la candidatura es exitosa. El deporte del futbol aunque enfrenta competencia de otros deportes de escala mundial, no creo que perderá pronto la cima del deporte mundial. Primero que nada comparto la plataforma, pocos eventos o causas logran alcanzar tantos individuos como el deporte y me parece que la propuesta conjunta busca mitigar el daño que recién nos hemos hecho entre naciones.

México cuenta con la afición e infraestructura necesarias para recibir el evento, cada temporada estamos celebrando algún centenario o alguna otra ocasión que casualmente amerita la construcción de nuevos y mejores escenarios para el futbol, podríamos hacerlos solos y creo que nosotros como la afición del planeta lo agradecería.  

Estados Unidos albergó la Copa del Mundo hace más de 20 años, cuando se anunció como ganadora muchos de nosotros dudamos de su éxito, no por la infraestructura u organización, sino por su falta de afición. En dos décadas mucho ha cambiado y ahora nuestros vecinos son una fuerza importante, el talento exportado por Estados Unidos es relevante en las Ligas más competitivas del mundo.  

Por su parte, Canadá sigue siendo un país dominado por el deporte invernal, pero unirse al esfuerzo confirma su convicción por diversificar sus aficiones nacionales y diversificar apoyos. Canadá tendría que ser el país de los tres involucrados que más necesitaría invertir. Inversión que no sólo sería en infraestructura, sino en comunicación y mercadotecnia para alentar a la población a atender los partidos.  

Mi estado de ánimo es optimista y creo que juntos podríamos albergar una Copa del Mundo memorable, la diversidad en culturas y aficiones sólo lograrían nutrir al deporte global, las inversiones necesarias para albergar dicho evento mundial cada vez son más grandes y en ocasiones poco rentables, la unión de estos tres países puede ser la solución para solventarlos. Como aficionado veo muy difícil que dicha propuesta sea rechazada por la FIFA, pero como sucedió en la designación del Campeonato Mundial de 2022 nada está escrito en piedra.

Comentarios en maddinformador@gmail.com

El Informador

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores