Guadalajara, Jalisco

Sábado, 29 de Abril de 2017

Actualizado: Abr-28 20:40 hrs

28°

Síguenos:

Luis Ernesto Salomón
ABR 9 2017
Clave

Por Luis Ernesto Salomón luisernestosalomon@gmail.com

El ataque a Siria

Cuando Donald Trump recibió el nombramiento de presidente, obtuvo las facultades para activar las armas estratégicas de su país y las ha usado en apenas unas semanas. La decisión es sorpresiva porque implica un rompimiento con las palabras que había expresado respecto al conflicto en Medio Oriente y en general con el papel de Estados Unidos en el mundo. En octubre de 2016 en entrevista con la agencia Reuters dijo: Debemos enfocarnos en ISIS y no en Siria. terminaremos en una Tercera Guerra Mundial si escuchan a Hillary. No estamos peleando con Siria solamente sino con Irán y Rusia. A menos de 100 días después él ha hecho exactamente lo que criticaba. La verborrea en Twitter ha puesto de manifiesto una y otra vez que cambia de opinión tan rápido que muchos consideran que mentir es una forma de operar su comunicación.

Las razones que expuso para el ataque son emotivas y están dirigidas a las tribunas, pero las implicaciones nunca fueron expuestas. Esto es más importante si se toma en cuenta que en 2013 el mismo régimen sirio había usado ya armas químicas contra la población y los sectores más conservadores se opusieron a cualquier ataque, por lo que lo de la semana pasada es un cambio radical en los republicanos. Pero en términos de política exterior lo más delicado es que pareciera que no se puede confiar en la palabra de Trump habida cuenta de sus cambios de criterio y sus decisiones abruptas.

Esto es relevante para el orden mundial establecido y más si se considera el desprecio que muestra el presidente a los procedimientos y restricciones legales, que parecen someterse a su voluntad una y otra vez, generando tensión en las instituciones. Lo sorpresivo del ataque también tiene implicaciones con los aliados que fueron avisados en el extremo para que mostraran su apoyo. Los alemanes no ocultaron su sorpresa, de mayor grado que franceses e ingleses. Pero la acción fue unilateral. Sin recurrir a las instancias internacionales ni a consultas previas con aliados naturales.

Una posición de fuerza que puede inaugurar una ola de mensajes amenazantes para posibles conflictos, especialmente a Corea del Norte. El mismo presidente chino parece haber tomado nota de la forma como se tomó la decisión en Siria, cuando él mismo estaba en visita oficial en suelo norteamericano. A dónde va la acción americana luego del ataque a Siria es una pregunta corriente en Washington. Sobre todo por los escenarios que suponen las relaciones con Rusia, Irán, Arabia Saudí e Israel.

Y porque toda acción militar directa y unilateral es esencialmente una acción de guerra abierta que debe terminar de una forma u otra. La pregunta es si el cálculo de las implicaciones está hecho tomando en cuenta a los rusos o simplemente se movieron las fichas para mandar un mensaje. Hacia el interior Trump se fortalece como un presidente decidido y eclipsa otros temas que le desgastan como las investigaciones sobre la trama rusa en su campaña. Habrá que esperar para saber si es sólo un golpe de efecto o realmente significa un cambio en la política exterior.

Lo que es cierto es que cada vez más deben tomarse con reserva los mensajes emitidos por Trump dirigidos a estimular los sentimientos de los norteamericanos. Eso sí es un hecho.

Luis Ernesto Salomón

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores