Guadalajara, Jalisco

Sábado, 24 de Junio de 2017

Actualizado: Hoy 06:36 hrs

18°

Síguenos:

Jaime García Elías
ABR 8 2017
A propósito

Por Jaime García Elías opinion@informador.com.mx

* Triple sede

La posibilidad de que México vuelva a ser sede de un Mundial de futbol, al parecer, existe…

Se suponía que cuando Corea y Japón compartieron sede, en 2002, se abría la posibilidad de que la fórmula se volviera común: que varios países unieran esfuerzos y dividieran gastos, habida cuenta de que pocos estaban en posibilidad de hacer por sí mismos un evento tan costoso y provisto de tantas exigencias.

Sin embargo, antes del escándalo de corrupción en que se vieron envueltos varios de sus dirigentes —encabezados por Joseph Blatter y Michel Platini—, la FIFA emitió un pronunciamiento que supuestamente cancelaba la posibilidad de que volviera a haber sedes compartidas, y condenaba a la Copa del Mundo, por los siglos de los siglos, a desarrollarse a la usanza antigua: en una sola sede.

*

Ahora, empero, parece abrirse la oportunidad de que México y Estados Unidos, que ya han sido sedes, se unan con Canadá para solicitar de manera conjunta la correspondiente a 2026.

La iniciativa tendría que pasar por encima de las limitaciones que por ahora parece haber impuesto el presidente estadounidense, Donald Trump, para el ingreso de ciudadanos de los países musulmanes a territorio norteamericano. En lo que el tema se aclara, porque el Cuaderno de Cargos de la FIFA exige al (o los) país(es) sede dar las facilidades para que jugadores, dirigentes y aficionados de los países participantes concurran al Mundial, la posibilidad, al parecer, como ya quedó apuntado, existe.

*

Hay, en todo caso, el riesgo de que, a la vista de que la FIFA, por otra parte, “estudia” la posibilidad de ampliar a 48 el número de participantes en la Copa del Mundo, la distribución de las subsedes no fuera muy equitativa que digamos. Y aunque se supone que el mecanismo del sorteo de los grupos buscaría asegurarse de que las potencias queden sembradas como cabezas de serie en grupos diferentes, y los elencos de nivel medio y los que llegaran al certamen como relleno del pastel quedaran distribuidos de tal manera que —al margen de las sorpresas inevitables— los mejores avanzaran y los “colados” desaparecieran al cabo de la primera ronda, es obvio que existe el riesgo de que, como por desgracia sucede en muchas sociedades, ni falte el gandalla que quiera llevarse la parte del león… ni los envidiosos que quieran disputársela.

Moraleja: “Tiempo al tiempo…”.

Jaime García Elías

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores