Guadalajara, Jalisco

Sábado, 29 de Abril de 2017

Actualizado: Abr-28 20:40 hrs

28°

Síguenos:

Pablo Latapí
ABR 6 2017
Errante peregrino

Por Pablo Latapí platapi@hotmail.com

Independientes: Voces sin Ruido

Algo falta a los candidatos independientes. Como flores después de las lluvias empiezan a brotar distintos personajes en nuestro país con la genuina aspiración a ser candidatos independientes en las elecciones del próximo año: los hay desde quienes buscarán la presidencia de la República hasta quienes lo harán por diputaciones en distintos distritos de los estados.

La mayoría de ellos, hay que decirlo, son personajes relevantes, gente preciosa de México, que coincide en un mensaje de hartazgo y fastidio hacia el sistema de partidos que no se cansa de utilizar el poder para saquear al país mediante una corrupción creciente que ya raya en la grosería. El sistema de partidos, coinciden, está rebasado, y hace falta una renovación integral en beneficio del país, y sobre todo del futuro del país; esto ya no va a aguantar mucho. Totalmente de acuerdo.

Este florecer de las candidaturas independientes coincide además con el emerger también de los aspirantes en los distintos partidos políticos a obtener candidaturas en un juego de simulación en el que “según ellos” respetan los tiempos electorales al no declararse abiertamente “aspirantes”, pero emplean todos los medios, correctos e incorrectos, para figurar en los distintos medios de comunicación, incluidos anuncios en espectaculares, para colocar su imagen y estar presentes. Los hay que están gastando auténticas fortunas, y los hay quienes hacen declaraciones escandalosas, ocurrentes o proponen un sinnúmero de iniciativas que rayan en lo fantasioso, pero eso les permite aparecer bajo los reflectores.

Los candidatos independientes se antojan la mejor opción para empezar a transformar la “Corruptocracia” Mexicana, algo que urge. Pero para acabar con un sistema que ha tenido una habilidad fantástica para perpetuarse mediante un sinfín de argucias, hay que hacer algo diferente. No basta el discurso. El país está inundado de pronunciamientos y declaraciones de mentes brillantes pero en muy poco, si no es que en nada, han contribuido a cimbrar a la clase política mexicana.

Hace falta hacer algo espectacular.

¿Qué debería ser eso espectacular? Confesamos que no lo tenemos muy claro, pero podría ser algo ruidoso que acompañara a las críticas, algo así como contratar un comando que vaya y saque de donde se encuentran (porque asumimos que hay evidencias para saber dónde están) a los grandes corruptos visibles, lo ex gobernadores Duarte de Chihuahua y Veracruz, y amarrarlos una madrugada al asta bandera en el centro del Zócalo de la Ciudad de México.

Sería un golpe espectacular y aplaudido por todo un país.

Algo así.

Porque en la medida que esas mentes brillantes no pasen del discurso, se antojan más como comparsas de los candidatos tradicionales y que finalmente dividirán el voto de quienes están hartos del sistema de partidos, de tal forma que si alguno de esos candidatos tradicionales de partido consigue una pequeña pero razonable cantidad de votos sería el “glorioso” vencedor en las elecciones.

Pablo Latapí

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores