Guadalajara, Jalisco

Miércoles, 24 de Mayo de 2017

Actualizado: Hoy 10:26 hrs

23°

Síguenos:

José M. Murià
MAR 31 2017
Replicando y en la procesión

Por José M. Murià jm@pgc-sa.com

“La república catalana”

Con el mismo título de este artículo, el doctor Antoni Bayona Rocamora imparte hoy en el punto del mediodía, en la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco, una conferencia donde explica cómo y por qué se ha producido en Cataluña el fenómeno político, económico y social de procurar convertirse en una república.

Bayona es, desde hace tiempo, lo que allá se conoce como “letrado mayor” del Parlamento catalán; es decir, es la cabeza del grupo de expertos que asesoran a la directiva de este cuerpo colegiado para hacer que, dicho de una manera muy simple, sus miembros no legislen en contra de las leyes y haya coherencia entre éstas y lo que hacen.

Es un cargo al que se llega por oposición y es permanente, de manera que su trabajo está por encima de tendencias y partidos. Su obligación primordial es, pues, estar al corriente de las leyes y los reglamentos vigentes…

El hombre ha llegado a encabezar este grupo de asesores precisamente por su capacidad, demostrada con creces durante las cuatro últimas tardes al hablar en El Colegio de Jalisco, con mucho detalle, de la situación jurídica que prevalece en España y la Unión Europea, especialmente en lo que se refiere a tendencias federales, autonomistas y centralistas, dando lugar a una explicación del por qué un sector muy importante de la población catalana aspira a independizarse de España y las posibilidades que tiene de hacerlo.
De ello hace hoy precisamente una síntesis para el público en general.

Sus planteamientos, ecuánimes por demás, son muy dignos de tomarse en cuenta por su carácter analítico lo mismo de la legislación que de las circunstancias políticas y sociales que se han vivido en España los últimos tres lustros, que abarca también tanto la crisis económica como la cerrazón autoritaria y cada vez con más ribetes totalitarios de los distintos gobiernos españoles que han ido paso a paso haciendo mella en el carácter más abierto —aunque no mucho— que tuvo al principio la Constitución de 1978, sucesora de la salvaje dictadura de Francisco Franco.

Recuérdese que dicho documento llegó a generar esperanzas de que la pluralidad española llegase a ser plenamente respetada y se constituyera como una comunidad en la cual las diferentes nacionalidades pudieran convivir con armonía.

Al parecer el intento está fracasando y los gobiernos conservadores que España tiene no dan muestras de enterarse de ello ni de darse por aludidos de que con su cerrazón agravan las circunstancias día a día, que podía llegar a revertirse en su contra.

Con fuerte humor negro, cobra fuerza la idea de que se haga realidad el comentario aquel de que, a lo mejor, un día dejará de salir el Sol en el imperio aquel en el que nunca se ponía.    

José M. Murià

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores