Guadalajara, Jalisco

Martes, 27 de Junio de 2017

Actualizado: Hoy 12:16 hrs

22°

Síguenos:

Mario Muñoz
MAR 20 2017
La que se les fue

Por Mario Muñoz marioaml@informador.com.mx

Las tragedias y negligencias del IMSS

En septiembre de 2015, el periodista Luis Herrera publicó un reportaje que evidenció el boquete millonario que le dejaban las negligencias médicas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Reveló que, entre los años 2007 y 2014, la Dirección Jurídica registró 71 juicios a favor de usuarios o familiares demandantes por malas prácticas, que derivaron en indemnizaciones por 110 millones 842 mil 477 pesos.

Los afectados utilizaron todas las vías conciliatorias y judiciales para que el Instituto les resarciera el daño. Y la suma más alta fue por una negligencia médica (en 2010) en el área de Neurología del Hospital General Regional de Orizaba (Veracruz), por la que se indemnizó a un paciente por la cantidad de 12 millones 525 mil 553 pesos.

Hace un mes solicité información similar al IMSS, pero con una arista diferente: “Requiero el total de indemnizaciones como consecuencia de la actividad administrativa irregular, con base en la Ley de Responsabilidad Patrimonial. Solicito el total de casos, el nombre de la persona (física o moral) a la que se le indemnizó, el monto pagado por cada caso y el motivo, en el periodo 2006 y 2017”.

Así respondió el Instituto a través de la Dirección Jurídica: “La Coordinación de Asuntos Contenciosos de la Unidad de Investigaciones y Procesos Jurídicos, comunicó que en 2006 no se pagaron indemnizaciones a personas físicas o morales como consecuencia de la actividad irregular… en el año 2017 se pagó una indemnización por la cantidad de 8 millones 764 mil 800, con base en la Ley de Responsabilidad Patrimonial del Estado, por negligencia médica. Es importante señalar que el nombre de la persona a la que se pagó la indemnización tiene el carácter de información confidencial”.

En la respuesta, el IMSS evidencia una práctica opaca o tramposa para responder por Transparencia, pues se le solicitó “en el periodo 2006 y 2017”, pero sólo contestó los datos documentados en las anualidades 2006 y 2017.

Luego interpuse una segunda solicitud de información: “Con base en la Ley de Responsabilidad Patrimonial, requiero el total de casos activos en los que personas o empresas exigen una indemnización como consecuencia de la actividad administrativa irregular. Solicito cifras totales del monto económico que exigen los demandantes”.

En este caso, la respuesta del Instituto evidencia que los afectados ahora recurren a la efectividad del Tribunal Federal de Justicia Administrativa para resarcir el daño ocasionado: “La Coordinación de Asuntos Contenciosos informa las cifras de los procedimientos y juicios contenciosos administrativos promovidos contra el IMSS, con base en la ley federal patrimonial, para el período del 23 de febrero de 2016 al 23 de febrero de 2017, así como el monto económico que solicitan los reclamantes. Número de casos: 45 (juicios). Cuantía: 317 millones 667 mil 832 (pesos)”.

El comparativo es preciso: Por todas las vías conciliatorias y judiciales, entre los años 2007 y 2014, el IMSS indemnizó por 110 millones 842 mil 477 pesos a los afectados involucrados en 71 juicios; sin embargo, en el periodo del 23 de febrero de 2016 y el 23 de febrero de 2017, a través de la Ley de Responsabilidad Patrimonial, tan sólo 45 casos reclaman el triple del monto indemnizatorio por el periodo 2007-2014. Y son recursos que perderá el IMSS por los errores o negligencias médicas de pasantes, residentes, enfermeras, enfermeros, médicos y especialistas. ¿Y los responsables?

Los Tribunales

La semana pasada documenté que los Tribunales de Justicia Administrativa se han encargado de exhibir las deficiencias de las administraciones públicas federales, estatales y municipales, con resoluciones de casos polémicos que evidencian una cadena de negligencia, omisión o complicidad que nutre la corrupción que impera en México. Detallé tres casos de administraciones que han pagado indemnizaciones millonarias por sus “errores” (ver columna http://bit.ly/2nltsBD), por eso hoy documento que el IMSS no se escapa de la efectividad de esos Tribunales, aunque en este caso la irresponsabilidad de servidores públicos del sector salud termina en muertes o lesiones graves entre derechohabientes.

Una pregunta: ¿Cuál es el porcentaje que se reparten los abogados demandantes y defensores de estos casos a costa de las víctimas? Un negocio perverso.

Tan sólo para este año, el Instituto tiene una bolsa por 726 millones de pesos para el pago de indemnizaciones de todo tipo y laudos. En este último concepto seguramente hay despidos de servidores públicos culpables de las negligencias médicas, pero terminan ganando las demandas por despido “injustificado” ante la omisa, negligente o cómplice defensa del área jurídica del IMSS. De ese tamaño es su boquete financiero producto de las “irresponsabilidades” de sus trabajadores.

Cada año, el Instituto presenta un Informe al Ejecutivo federal y al Congreso de la Unión sobre la situación financiera y sus riesgos, pero omite detallar por qué está perdiendo esos 726 millones de pesos anualmente en promedio. El IMSS debe detallar las causas y los responsables de la pérdida de ese recurso millonario cuando se trata de negligencias médicas o laudos.

En lo que opera el Sistema nacional anticorrupción, legisladores y Secretaría de la Función Pública deben exigir transparencia, frenar las irregularidades y sancionar a los responsables.

Mario Muñoz

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores