Guadalajara, Jalisco

Lunes, 27 de Marzo de 2017

Actualizado: Hoy 02:31 hrs

16°

Síguenos:

Jaime Gallardo
MAR 19 2017
Marca personal

Por Jaime Gallardo marcapersonal.informador@gmail.com

¿Se aprovechará la coyuntura?

Después de que se presenta un episodio como el que concluyó el lunes al mediodía, con el dictamen emitido por la Comisión de Apelaciones en el que se sancionó con un año de suspensión por agredir al árbitro a Enrique Triverio del Toluca y Pablo Aguilar del América, que fue manejado desastrosamente por la Federación, se espera que como efecto algo suceda, que cambios de fondo se produzcan, que rueden cabezas, que haya anuncios espectaculares; sin embargo, el olvido ha sido aliado de quienes mandan en nuestro balompié, y cuyo objetivo es que las cosas “cambien”, para que todo siga igual.

Y esta vez, voluntaria o involuntariamente, parece que las cosas caminan por la misma vereda.

Los comentarios y el debate enriquecidos con otros temas, como los partidos de Copa y de Liga con sus dos incisos; el descenso y la Liguilla ubicando a los equipos en estos dos apartados y ahora los partidos eliminatorios de la Selección, con los habituales cuestionamientos a las rotaciones de Juan Carlos Osorio, el grito homofóbico que sanciona la FIFA, etcétera... No tardarán en desplazar de la opinión pública los comentarios sobre el episodio que derivó en la suspensión de la Jornada 10 de la Liga MX.

Héctor González Iñarritu seguirá al frente de la Comisión de Arbitraje, Eugenio Rivas de la Disciplinaria, Enrique Bonilla de la Liga MX y Decio de María de la FMF, y cuando los dueños se vuelvan a reunir en el mes de mayo el tema estará archivado, a menos que alguno de estos personajes vuelva a incurrir en otro desatino.

Seguramente Enrique Triverio y Pablo Aguilar apelarán su sanción ante el TAS y quedará en suspenso por qué y quién alteró las cédulas arbitrales.

En la cancha, por algún tiempo, la relación de los jugadores y técnicos con los árbitros será cautelosa, las resoluciones de la Comisión Disciplinaria se tendrán que emitir sin que los encargados de hacerlo reciban telefonazos.

Mucho se comentó que la postura de los árbitros le daba al futbol mexicano la oportunidad histórica, de esas que según esto ha habido muchas, pero nunca se aprovechan, de generar cambios de fondo.

Que el sendero marcado por los silbantes lo deben aprovechar los jugadores, que deberían de hacerlo sin demora, y que las bases estaban dadas para la autonomía de varias comisiones. Sería bueno que sucediera pero no se ve factible.

Decio de María ya es candidateado para la vicepresidencia de la CONCACAF, posibilidad que se puede tomar como un ascenso o exilio para el presidente de la FMF, pero como quiera que sea, lo mantienen en la palestra.

Debemos pensar que, aunque sean pocos, pero debe de haber directivos capaces, y a manera de propuesta, por qué no considerar refrescar con un nuevo organigrama, que se forme con gente capaz que represente a los diversos grupos que integran la Liga MX, para que entre todos enriquezcan a la FMF en lugar de los actuales jaloneos entre el grupo en el poder cuyas caras visibles ya están muy desgastadas y los grupos que proponen cambios ¿Se podrá?

Jaime Gallardo

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores