Guadalajara, Jalisco

Sábado, 25 de Marzo de 2017

Actualizado: Mar-24 22:53 hrs

21°

Síguenos:

Rubén Martín
MAR 18 2017
Antipolítica

Por Rubén Martín rubenmartinmartin@gmail.com

Fiscalía para desaparecidos: no sin las familias

La creación de una Fiscalía especializada en buscar a las personas desaparecidas en Jalisco era una exigencia añeja de las familias organizadas que buscan a sus desaparecidos. Por fin el Gobierno que encabeza Aristóteles Sandoval Díaz anunció su creación el pasado jueves.

Suele decirse que más vale tarde que nunca, pero en este momento de barbarie que impera en la moderna sociedad mexicana, con una guerra que está dejando miles de muertos y desaparecidos y fosas clandestinas del tamaño de una alberca olímpica, aquella frase ya no sirve. De haberse creado la fiscalía antes, muchas de las personas que hoy no están con su familia, probablemente no estarían desaparecidas.

El retraso en la admisión del problema de los desaparecidos y el retraso en crear instrumentos institucionales, organizativos, tecnológicos, legales y financieros para buscar a los desaparecidos se convierte en una negligencia criminal.

Y esto que vale para el Gobierno del priista Aristóteles Sandoval, es todavía más grave en el caso del gobierno del panista Emilio González Márquez. En la anterior administración no sólo no se reconoció el problema de los desaparecidos, sino que incluso se ocultaron expedientes con las denuncias. En otras palabras, no es que no supieran del problema de los desaparecidos, sino que sabiendo que ocurrían estos casos, los escondían deliberadamente, según confesión de un alto funcionario del Gobierno actual. El Gobierno de Emilio González, plagado de políticos conservadores que públicamente dicen defender la vida y la familia, en los hechos, contribuyeron a que se extendiera esta guerra que ha sembrado de asesinados, desaparecidos y fosas clandestinas nuestro territorio.

La Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas que anunció ayer el gobernador está compuesta de cuatro áreas: la Coordinación de Atención Ciudadana; la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas, encargada de activar las búsquedas con los protocolos Amber y Alba según sea el caso; la Dirección General de Investigación de Personas Desaparecidas y la Dirección General de Análisis y Contexto. Al presentar el modelo de esta fiscalía, el gobernador presumió que se trata de la primera en su tipo en el país, pero se equivoca: desde agosto de 2014 existe una semejante en el Estado de México y una subprocuraduría para desaparecidos desde 2012 en Coahuila.

En el acto de presentación de esta nueva y necesaria fiscalía, estuvo presente el Alto Comisionado de la ONU en México, Jan Jarab quien dio su aval a esta iniciativa del Gobierno de Jalisco.

Pero todo indica que falta el principal aval: el de las familias organizadas que buscan a sus desaparecidos. Si bien el proyecto de la nueva Fiscalía se presentó a familiares que tienen desaparecidos, la organización Por Amor a Ellos (que agrupa a cientos de víctimas) lamentó que no se les presentara la iniciativa antes de ser enviada al Congreso local, y luego escribieron la etiqueta “Sin las Familias No” que se ha convertido en un reclamo a todo el Estado mexicano para que sean tomadas en cuenta en cualquier decisión y acción gubernamental para buscar a los desaparecidos. La nueva Fiscalía de Jalisco está obligada a trabajar con las familias. 

Rubén Martín

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores