Guadalajara, Jalisco

Martes, 27 de Junio de 2017

Actualizado: Hoy 12:16 hrs

24°

Síguenos:

José M. Murià
MAR 17 2017
Replicando y en la procesión

Por José M. Murià jm@pgc-sa.com

El gran esfuerzo renal de Jalisco

A la Dra. Concepción Oceguera, con gratitud.

Fue el jueves de la semana pasada cuando el CETOT (Consejo Estatal de Trasplantes de Órganos y Tejidos) celebró, como debe ser, en el Palacio de Gobierno, el llamado “Día Mundial del Riñón”.  

Fue una ceremonia austera, encabezada por el mero gobernador en compañía del secretario de Salud, la diputada correspondiente y tres personajes novedosos, al menos para el suscrito: una donante, el primer recipiendario de un riñón en Jalisco —allá por el año de 1976— y el doctor Raymundo Hernández Hernández, quien causó la mejor impresión y nos dejó un conocimiento muy útil de la situación. El hombre es el secretario del CETOT.   

Él fue quien explicó con cierto detalle los avances que, en la materia, se han logrado en Jalisco durante estos cuarenta años, en especial en el último trienio. Las cifras resultan sumamente alentadoras, aunque la magnitud del problema de las enfermedades renales va en aumento. Lo mucho que se ha ganado durante los últimos tres años, en cuanto a riñones trasplantados resulta muy notable y, claro, también lo es en lo que respecta al número de donantes. Se ha logrado generar una vasta conciencia del valor que representa ceder un riñón, en contra de atavismos dogmáticos que tanto daño hacen a la sociedad. Es el caso de que, proporcionalmente al número de habitantes, Jalisco ocupa el primer lugar en el mundo. ¡No es poca cosa! ¡Podemos felicitarnos por ello!

Se aprovechó la circunstancia y la coincidencia de que se cumplió el primer año del fallecimiento del doctor Gilberto Hernández Álvarez, quien formó parte del equipo que realizó el primer trasplante renal y fue un verdadero campeón en la lucha contra este problema de salud. De recordar el acontecimiento se encargó Enrique Dau Flores, amigo muy cercano de Hernández Álvarez, él hizo un recordatorio substancioso y ajustado a las circunstancias que, por lo menos a los que fuimos amigos de Gilberto, nos tocó el corazón. Ahí estuvo también la viuda quien, agradeció el recordatorio con gran atingencia y elegancia.

Puede decirse que, esa mañana, en la Casa de todos los jaliscienses, estuvo por igual presente lo mejor y más granado de los luchadores en contra de las enfermedades renales. Viene a ser una joven pléyade de la que se puede esperar mucho. Pero no faltaron los jefes de todos y cada uno de los centros públicos y privados que están imbricados en el combate a dicho.

Se hizo también presente el regaño a quienes comemos de más y hacemos ejercicio de menos. A él se sumó el propio gobernador, aunque no dejó de reconocer que, a veces, él comete dicho delito.

José M. Murià

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores