Guadalajara, Jalisco

Martes, 25 de Julio de 2017

Actualizado: Hoy 17:43 hrs

23°

Síguenos:

Jaime García Elías
MAR 15 2017
Entre veras y bromas

Por Jaime García Elías opinion@informador.com.mx

– Bañar puercos

Aplicar una “manita de gato” a la Plaza de los Mariachis, sería, en efecto, tropezar de nuevo con la misma piedra; sería dilapidar el dinero público que se escatima en mejorar las condiciones de salud, educación y seguridad, entre muchas otras cosas, de núcleos sociales a los que –por decirlo con una de las frases favoritas de los gobernantes que hemos padecido— “no ha hecho justicia la Revolución”…

-II-

Se recordaba ayer, en estas planas, a raíz del anuncio de que la actual administración proyecta “invertir” 10 millones de pesos en la “recuperación” de la zona, que ya en tres ocasiones, a iniciativa de otros tantos gobiernos municipales y también con dinero del pueblo al que podría y debería darse un mejor destino, se han hecho intentonas similares… con los deplorables resultados que están a la vista.

No se ha entendido, por lo visto, que aplicar ese dinero a la supuesta “mejoría de la imagen urbana” es –por decirlo amablemente— una necedad; que pintar fachadas, renovar los pisos y el alumbrado público, colocar bancas y jardineras y plantar unos cuantos arbolitos, sin tomar las medidas conducentes a que el entorno social en pleno se modifique, es condenar a las fachadas al “grafitti”, a los pisos al deterioro, y a lámparas, bancas, jardineras y arbolitos, al vandalismo; que si no se generan las condiciones propicias para que en la zona haya, de entrada, vialidades y estacionamientos adecuados, y,  a continuación, bares y restaurantes del tipo de los que proliferan en la zona de Chapultepec, por ejemplo –con el “plus”, obviamente, de los mariachis—, y un comercio en que se privilegien las artesanías sobre las baratijas (bisutería, juguetes, perfumes y ropa “de tianguis”) que actualmente abundan en el rumbo, difícilmente se conseguirá atraer a los turistas y a los mismos tapatíos a una zona de suyo conflictiva por donde quiera que se mire.

-III-

Sería menester, de paso, considerando que el rock y hasta la música de banda han tomado la delantera en el gusto de las actuales generaciones, tomar medidas orientadas a revalorar a la música de mariachi, muy venida a menos en la actualidad, promoviendo festivales que propicien su reconciliación con un público que ostensiblemente le ha dado la espalda.

En tanto medidas de ese tipo no se tomen, meterle dinero público a la Plaza de los Mariachis será lo mismo que bañar puercos: perder el agua, perder el jabón… y perder el tiempo.

Jaime García Elías

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores