Guadalajara, Jalisco

Lunes, 27 de Marzo de 2017

Actualizado: Hoy 02:31 hrs

16°

Síguenos:

Jesús Alberto Cano Vélez
FEB 27 2017
Columnas

Por Jesús Alberto Cano Vélez alberto.cano@informador.com.mx

Estuvieron negociando con los secretarios de Trump en Ciudad de México

Las relaciones con el Gobierno de Estados Unidos entraron, la semana pasada, en una etapa de aparente tranquilidad, después de las negociaciones en México con los dos secretarios del Gobierno de Trump, Rex Tillerson (de Estado) y John Kelly (de Seguridad Nacional), y los secretarios Miguel Ángel Osorio Chong (titular de Gobernación) y Luis Videgaray Caso (titular de Hacienda y Crédito Público), con sus respectivos equipos.

Posteriormente, se trasladaron a Los Pinos donde el secretario Videgaray, informó al Presidente Enrique Peña Nieto, de los temas tratados en las reuniones de trabajo que sostuvieron previamente las delegaciones, como primer paso en lo que será un proceso de varios meses.

Al concluir el encuentro con el Presidente, que duró aproximadamente 40 minutos, el jefe del Ejecutivo señaló que la presencia de ambos secretarios en nuestro país, en la etapa inicial de la administración Trump, acredita el interés de construir una relación positiva que depare mejores condiciones de seguridad, desarrollo y prosperidad para México y Estados Unidos.

Asimismo, la reciente recuperación que ha mostrado el peso, ante la puesta en marcha del programa de coberturas cambiarias liquidables, que lleva a cabo Banxico, refleja el éxito de ese esquema, que “fue oportuno ofrecer dicho instrumento a los mercados”, y la aparente mejora en las relaciones.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, subrayó que “el tipo de cambio ha estado subvaluado, porque el peso ha mostrado una depreciación mayor a la que se justifica por los fundamentos económicos del país, y que con ese instrumento se le da más confianza a los participantes en el mercado, mismos que están tomando posiciones en pesos, lo que ha generado la corrección observada en este”. Así, se percibe que Banxico le puede quitar volatilidad al mercado cambiario.

Señaló también que “las cifras de febrero de inflación deberán presentar variaciones mucho más bajas, lo que quiere decir, que en el margen, la inflación ya está tomando un comportamiento más estable y normal respecto de lo que habíamos venido observando en los últimos años”. Y como reacción a las acciones del Banco de México, “el peso está hoy en su mejor nivel de cuatro meses: 20.25 pesos por dólar”.

Por su parte, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, declaró que México no aceptará nuevas cuotas o aranceles en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), “pues sería desastroso”. “Nada en el nuevo TLCAN debe dar un paso hacia atrás”. “Definitivamente, no incluiremos ninguna medida de gestión de comercio, como cuotas, o abrir la caja de Pandora de los aranceles”.

Washington tiene que reconocer que el TLCAN “ha sido beneficioso” para Estados Unidos. Hay temas que no pueden explicarse sin la intervención de los tres países que forman parte del acuerdo, como la industria automotriz, la aeroespacial o la de computadoras, pues están ligadas a cadenas de valor.

Durante su conferencia en el foro “Nuevas Estrategias para la Nueva Norteamérica”, organizada por el Consejo Canadiense para las Américas, en Toronto, Canadá, hace dos semanas, se señaló que hay temas que no pueden explicarse sin la intervención de los tres países que forman el acuerdo, como la industria automotriz, pues está ligada a cadenas de valor. Como ejemplo, agregó Guajardo que por cada dólar que México invierte, hay un “input” combinado de 61 centavos de dólar de Estados Unidos y Canadá.

De acuerdo con los secretarios, las negociaciones del TLCAN iniciarán “antes del verano” y la mayor parte de las conversaciones tendrán que llevarse a cabo sobre una base trilateral para dar confianza a los inversionistas de que las reglas se aplicarán de la misma manera para los tres países. Y en ese sentido, el secretario Videgaray expuso que se tratará de una negociación en la que “sabemos nuestros límites; es todo lo que necesitamos”.

En el marco de dicho evento, el secretario de Hacienda sostuvo una reunión con el ex primer ministro, Brian Mulroney, quien fue promotor artífice del TLCAN. Posteriormente, tanto Videgaray como Guajardo, encabezaron una reunión con representantes mexicanos y canadienses del sector autopartes con quienes hablaron de las oportunidades de inversión que tienen ambos países.

Finalmente, los secretarios se reunieron con la ministra Chrystia Freeland, de Relaciones Exteriores de Canadá, en un encuentro privado para discutir las estrategias para aumentar el crecimiento de la clase media de ambas naciones.

Jesús Alberto Cano Vélez

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores