Guadalajara, Jalisco

Viernes, 28 de Abril de 2017

Actualizado: Hoy 10:53 hrs

19°

Síguenos:

Armando González Escoto
FEB 19 2017
Los colores del tiempo

Por Armando González Escoto armando.gon@univa.mx

Venta de ‘garage’

En enero del año 2013 el entonces flamante secretario de Hacienda, reunido con todos los embajadores mexicanos, los exhortaba vivamente a promover la inversión extranjera en México. La vehemencia de su discurso hacía pensar que el futuro del país dependía exclusivamente del número de inversores venidos de fuera. Al final de su larga exposición hubo un tiempo para preguntas, sólo un diplomático hizo la pregunta incómoda “¿y que se hará para promover la productividad nacional?”. La respuesta fue ampliamente evasiva, estaba claro que el gobierno entrante no tenía muchas expectativas en el propio país y sí desmedidas en el poder de la economía global.

A cinco años de aquel comienzo y ya con el país casi vendido a cuanto postor fue posible seducir los resultados no han sido buenos. Mientras que otras naciones gobernadas por políticos menos ávidos y más capaces han sabido promover la dinámica interna de su economía para hacerla competitiva y no meramente pasiva, México sigue anclado al modelo neocapitalista con una fe inquebrantable que ni siquiera sus originales inventores han conservado.

Expresión inmediata y visible de este descalabro ha sido el escándalo de los energéticos, prueba fehaciente del cúmulo de errores cometidos por la actual administración, la cual lejos de admitir su responsabilidad pretende desde hace un mes disimularla con comerciales falaces que hacen más deprimente el rostro del gobierno. Que la gasolina subió porque subió el petróleo, de ser así, deberíamos estar mejor, ya que producimos petróleo. Sí, pero es que México importa gasolina ¿y cómo es que siendo un país productor de petróleo debe importar gasolina? ¿Dónde está el error, el engaño, la falla? ¿Y por qué si importa la gasolina a nueve pesos, nos la vende a 16? “Es que se nos acabó la gallina de los huevos de oro”, ¡qué pena! si el presidente fuera pinocho ya estaría oliendo desde los Pinos el petróleo de Alaska. No se nos acabó ninguna gallina, se la acabaron entre el sindicato petrolero y el gobierno, y además, se acabó para la sociedad, no para la clase política que sigue aferrada a sus privilegios aduciendo que no pueden rebajarse el sueldo o renunciar a él porque las leyes lo prohíben, leyes que hicieron ellos mismos a espaldas de la sociedad.

Disimular los errores pero también distraer de ellos la atención pública aprovechando al máximo las posturas del presidente norteamericano para suscitar el sentimiento patrio, la unidad nacional, el apoyo al presidente Peña, cuando es precisamente el sistema político que él representa lo que ha seguido arruinando el presente y el futuro de los mexicanos.

Esta manipulación no excluye sin embargo la necesidad que tenemos de efectivamente unirnos para combatir primeramente nuestra propia complicidad en la cadena de corrupción que vive la nación, pues si bien es cierto que muchas veces somos víctimas de esta lacra, también lo es que muchas veces nos beneficiamos de ella, situación que vuelve risible cualquier propósito de lucha en favor de un sistema político honesto.

En el entretanto a los partidos políticos les tiene perfectamente sin cuidado el futuro del país, lo único que les interesa es cómo sacar ventaja del actual caos, para obtener votos en las próximas elecciones y seguir manteniendo el esquema colonialista y explotador que vivimos.

 

armando.gon@univa.mx

Armando González Escoto

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores