Guadalajara, Jalisco

Domingo, 24 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 05:13 hrs

18°

Síguenos:

Lourdes Bueno
FEB 18 2017
Columnas

Por Lourdes Bueno lourdesbueno03@yahoo.com.mx

No es la corrupción

La corrupción, delitos, faltas y/o abuso de poder en beneficio propio y en detrimento del patrimonio ajeno, ya sea público o privado, no es exclusivo de nuestro país. Estas acciones están presentes en todos niveles y lugares, claro que en los últimos años y bajo el esquema de mercado donde todo es comprable, se ha vuelto una epidemia que acaba devorándolo casi todo y aún así, lo más grave no es la corrupción…

Ejemplos de esto hay muchos, el más reciente en España, país en el que a pesar de los muchos esfuerzos de la ciudadanía, la corrupción ha penetrado al sistema político y financiero, a veces con la complacencia oficial, otras, en contra de ella, sin embargo, este quebranto ha lastimado, como en México con el Fobaproa, el bolsillo de los ciudadanos españoles por generaciones. Y es de tal magnitud la extensión del fenómeno que ha tocado la médula de su monarquía, antes símbolo de probidad.

Así, el día de ayer, las Cortes de España dieron, tras un juicio de varios meses, la sentencia a la infanta Cristina de Borbón y a su marido, Iñaki Urdangarín, por los manejos de corrupción en la organización Nóos, que el esposo de la infanta dirigía.  Para la princesa, el escarnio público de estos años de juicio y una cuantiosa multa. En cambio, la suerte de Urdangarín es más cruda, a él se le encontró culpable, con una sentencia de seis años, tres meses.

Y aunque la corrupción llegó hasta la familia real, la justicia española ha logrado, por  primera vez, que un miembro de la monarquía, y sus muy allegados,  sean juzgados, respondiendo en juicio abierto, las preguntas de los jueces sobre sus actividades. Pruebas y declaraciones, día tras día, en un juicio que ha mantenido a la ciudadanía española expectante y, por qué no decirlo: satisfecha. Una respuesta en contra de la impunidad que ha fortalecido a la democracia en ese país.

Porque si bien la corrupción resulta el pulpo de los mil tentáculos, lo más importante es la respuesta que los estados tengan ante semejantes acciones. Es decir, lo más significativo no es la corrupción misma, sino si a esa corrupción le sigue una profesional investigación, el juicio justo y el castigo que la ley le asigna, sin importar de quién se trate.

O si, por el contrario, a la corrupción sucedida, sigue la otra, la que continúa con la complicidad del Estado: la impunidad. Y ahí estriba toda la diferencia entre fortalecer al Estado, la democracia, la justicia y la confianza ciudadana, o lo acabarlo todo.
Porque en este juicio en España, o en Francia con el juicio abierto al ex presidente Sarcozy, ninguno de los responsables se dio a la fuga…en estos casos los culpables respondieron a la justicia y fueron sentados en el banquillo a pesar del poder o las amistades influyentes.  En estos casos de corrupción, no hubo impunidad, los juicios se llevaron a cabo con transparencia y el castigo fue aplicado sin excusas.

En México en cambio a la corrupción infligida le sigue la otra, la impunidad del aparato del Estado que evanescente, deja escapar a los culpables…Porque ante la actual fuga de Javier Duarte, sólo puede haber dos posibilidades: o de verdad está tan bien escondido que ni todas las policías del país lo pueden encontrar, lo que hablaría de enorme ineficacia; o muchos y muy poderosos no quieren que aparezca. Y ambas respuestas, impunidad ejercida, quiebran la debilitada democracia.

Lourdes Bueno

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.