Guadalajara, Jalisco

Viernes, 23 de Junio de 2017

Actualizado: Hoy 05:27 hrs

21°

Síguenos:

Jaime García Elías
FEB 17 2017
A propósito

Por Jaime García Elías opinion@informador.com.mx

* El otro Clásico

A los enfrentamientos entre Guadalajara y América se les ve aún como modernas versiones del clásico del cine mexicano “Nosotros los pobres y ustedes los ricos”…

Lo de menos es que los dos equipos disten mucho de representar a las clases sociales contrastantes, y, por tanto, antagónicas. A nadie sorprende —ni, mucho menos, escandaliza— que algunos seguidores del Rebaño Sagrado lleguen al estadio, vistiendo sus playeras “originales”, de marca, a bordo de un Mercedes Benz, ni que sus homólogos americanistas lo hagan en democráticos camiones, ataviados con playeras “de tianguis”.

*

El contraste se circunscribe, en la actualidad, al hecho de que el Guadalajara se mantiene fiel a su línea de sólo tener jugadores mexicanos en su alineación —aunque algunos hayan costado verdaderas fortunas—, mientras el América no tiene empacho en dar cabida a jugadores de cualquier nacionalidad.

Cuando los resultados han sido raquíticos —ha habido campañas en que los rayados han confrontado amenazas de descenso—, la bandera nacionalista sirve de atenuante a los devotos de la causa; en cambio, cuando han sido positivos, como ha sucedido a partir de la campaña anterior, es —¿quién lo ignora…?— un motivo de orgullo adicional, especialmente ahora que la representación nacional en la alineación americanista es casi simbólica, al circunscribirse a Edson Álvarez, el “Chepe” Guerrero y un Oribe Peralta que desde las Finales del Torneo de Apertura anda enemistado con el gol.

*

Al Clásico programado para mañana en el estadio de las Chivas, llegan los locales en calidad de amplios favoritos. Al buen desempeño del equipo se suman los buenos resultados. El triunfo de la semana pasada, sobre el Atlas, fue la cereza en el helado… a reserva, por supuesto, de que una victoria sobre los capitalinos refuerce el orgullo y la moral de los rayados.

Lo de menos es que el América llegue a la cita arrastrando la cobija, y que su técnico, tambaleante en el puente de mando, se sostenga más a base de verbo (“Jugando feo y todo, pero nadie me ha ganado”, dice La Volpe, en alusión a los juegos de su equipo en el Azteca, incluidos el empate del sábado ante el Puebla y la victoria del martes sobre Coras de Tepic, por 1-0, en partido de Copa) que de resultados… y, sobre todo, de actuaciones convincentes, a tono con las exigencias de los seguidores del equipo.

Jaime García Elías

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores