Guadalajara, Jalisco

Jueves, 30 de Marzo de 2017

Actualizado: Hoy 02:29 hrs

11°

Síguenos:

Jaime García Elías
FEB 16 2017
A propósito

Por Jaime García Elías opinion@informador.com.mx

* Esquelas

Desde luego, los profetas de desastres no iban a desperdiciar la ocasión de redactar esquelas y proponer leyendas para la supuesta lápida del Barcelona. La derrota del martes ante el París Saint-Germain, lo desusado —y escandaloso, en su caso— del marcador y, sobre todo, la convicción de que el 4-0 sólo refleja parcialmente la diferencia mostrada en esa ocasión por los dos equipos, “inspiró” (valga la expresión) titulares tan audaces, rotundos y categóricos como el que proclama que “El Barcelona ha muerto”.

Nada menos…

*

La aseveración alude a que las posibilidades de que el Barça conquiste la edición 2017 de la prestigiosa Champions League quedaron reducidas a su mínima expresión…. aunque Unai Emery, actual timonel del cuadro parisino, se apresuró a externar que al Barcelona no se le puede dar por liquidado (“Somos cautos y prudentes: quedan 90 minutos muy difíciles…”). Cualquiera entiende que una hazaña como la de los Patriots de Nueva Inglaterra ante las Panteras de Atlanta en el Superbowl del domingo antepasado —levantarse de un 28-3 adverso… y ganar—, sin dejar de ser notable, puede darse en otros deportes (futbol americano, basquetbol, beisbol…) pero difícilmente se da en el futbol, y menos entre equipos de ese nivel y en competencias de ese rango.

Además, como en la Liga española el Real Madrid parece marchar a paso incontenible hacia el título —la competencia de Barcelona, Sevilla y demás no parece pasar de lo simbólico—, se supone que al que hasta hace pocos años era reconocido como “el mejor equipo del mundo” y como uno de los mejores de todos los tiempos, sólo le queda la Copa del Rey como posible premio de consolación.

*

Por ahora, la generalidad de las críticas recaen en Luis Enrique. Se supone que el aún técnico de los catalanes no estuvo a la altura de Pep Guardiola y Tito Vilanova, artífice el uno y continuador el otro de aquel equipo portentoso. Se supone que el técnico tenía que haber reemplazado piezas que eventualmente ya están desgastadas, o modificado la estructura que soporta al “tridente” Messi-Suárez-Neymar…

En el fondo, lo mismo que se dijo la Selección española, campeona en 2010, cuando cayó escandalosamente ante Holanda (5-1) en el Mundial de Brasil-2014.

Queda en pie, en tanto, una frase de Neymar: “Mientras haya un 10% de esperanza, habrá un 90% de fe”.

Jaime García Elías

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores