Guadalajara, Jalisco

Viernes, 22 de Septiembre de 2017

Actualizado: Hoy 15:26 hrs

25°

Síguenos:

Diego Petersen
FEB 2 2017
En tres patadas

Por Diego Petersen diego.petersen@informador.com.mx

Cuarto año: fuerza política y corrupción

Paradojas de la política: el gobernador Aristóteles Sandoval llega a su Cuarto Informe en medio de un año de escándalos de corrupción, pero con la fuerza política renovada. Hace un año era un gobernador derrotado, apabullado por la llegada de los nuevos alcaldes de MC y con una relación ambigua con el centro. Hoy es el gobernador de moda.

En su muy particular estilo de gobernar, los últimos doce meses Aristóteles bajó la intensidad de su presencia pública y bajo la máxima napoleónica de “nunca distraigas a un enemigo mientras se está equivocando”, esperó pacientemente a que Alfaro cometiera un error o llegara la bola buena para batear. Alfaro no sólo le ganó la agenda, sino que lo apabulló durante todo el año pasado. Pero la buena llegó y fue con el gasolinazo. Los alfaristas reaccionaron aceleradamente pero mal: propusieron un subsidio fuera de cualquier sentido de realidad, nadie los tomó en serio, y perdieron la demanda de controversia constitucional en la Corte. Para colmo, la competencia fue entre los propios alcaldes que se dedicaron a ponerse cuatros los unos a los otros. En ese contexto, con algunas acciones más concretas y otras de puro verbo pero que respondían a lo que la gente quería escuchar, el gobernador se posicionó no sólo a nivel local, sino nacional como el único que había respondido coherentemente a las demandas de los ciudadanos tras el gasolinazo.

Sin embargo, lo que realmente marcó el año del gobernador fueron los escándalos de corrupción que golpearon fuerte en su entorno. Fueron tres los más importantes: Primero, los padrones fantasmas del transporte público. Los hizo, los cobró y nunca los entregó una empresa vinculada al ex secretario de Movilidad, Mauricio Gudiño, y la respuesta del gobernador fue llevar a este funcionario a la subsecretaría de administración. En obras públicas, el escándalo fue desatado por el intento de manipulación y los errores en el catálogo de conceptos del edificio de Ciudad Creativa Digital, pero terminó por reventar la estructura completa al ponerse de manifiesto todo un sistema corrupto de adjudicación de obras: esto obligó al gobernador a remover a una de las personas de su mayor confianza, María Luiza Martínez Almarás, y con ella al secretario de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) Roberto Dávalos. Finalmente, el escándalo del pasado corrupto y criminal del magistrado presidente del Poder Judicial, Luis Carlos Vega Pámanes, una persona muy cercana a padre del gobernador, el magistrado Leonel Sandoval, salpicó a todos.

Ahora sí que, haciendo un símil con aquel juego de mesa llamado Batalla Naval, las bombas cayeron demasiado cerca del barco de Aristóteles Sandoval en un momento en que el deporte nacional parece ser la caza de gobernadores.

Diego Petersen

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores
:: Lo más leído de la semana

Sorry. No data so far.