Guadalajara, Jalisco

Jueves, 20 de Julio de 2017

Actualizado: Hoy 13:21 hrs

22°

Síguenos:

María Palomar
ENE 29 2017
De lecturas varias

Por María Palomar opinion@informador.com.mx

Dominical

In memoriam José Luis Leal Sanabria

Guadalajara, domingo 22 de enero.

El centro de la ciudad, a las 2 de la tarde, está lleno de gente. Quizá más de lo que suele estarlo, porque acababa de terminar una nutrida marcha contra el gasolinazo que desembocó en la Plaza de Armas.

¿Por qué estaba cerrado a piedra y lodo el Museo “Regional”? Una pancarta de las que tanto le gustan al sindicato del INAH colgaba de un balcón; los trabajadores académicos exigían ahí el pago inmediato de las quincenas que se les debían a los “compañeros contratados”. Bueno, pues muy bien, pero ¿por qué estaba cerrado el museo?

Ya hay por fin director general en el INAH; ¿no sería bueno que las autoridades de Jalisco y de Guadalajara le pidieran alguna explicación sobre qué pasa en ese feudito federal? ¿Por qué se mantiene el mutismo de los funcionarios locales del INAH? ¿Qué al Ayuntamiento de Guadalajara no le importa que en el centro, de por sí destripado por las obras, esté secuestrado, nomás porque sí, uno de los principales atractivos? ¿Y las secretaría de Turismo y de Cultura del estado no tiene nada que decir al respecto? ¿Y los medios de comunicación jaliscienses no tendrán la curiosidad de averiguar qué pasa?

Por cierto: sería hora de que el municipio cuidara mejor el gasto en luz eléctrica. El farol del costado norte de Catedral estaba encendido, como también las luces del portal sur de la Plaza de Armas... y eso que el gasolinazo tanto mortifica a los ediles.

***

Citas citables

“Cuando todo va bien, la cortesía es sólo la cereza del pastel. Cuando las cosas se ponen más difíciles, retoma toda su fuerza y se impone su utilidad. Los gestos cotidianos de la cortesía se convierten en el cemento de la convivencia.”

“La persona cortés de la época de Aristóteles, de Cicerón o de San Agustín se parece en el fondo a la persona cortés de la época de Luis XV o de hoy en día. La geografía y la historia nos enseñan el carácter a la vez eterno y universal de la cortesía, la permanencia de su necesidad, aun cuando evolucionen las formas (...) Como el lenguaje, es un elemento fundamental de las relaciones sociales, un elemento sin el cual éstas se verían condenadas a descarrilarse.”

“Sin duda que la cortesía es una forma de hipocresía, pero se trata de una forma virtuosa de la hipocresía. Esto no es nada nuevo; siempre lo hemos sabido. Molière nos enseñó todo acerca de la naturaleza humana en El Misántropo. Describe bien los límites de la cortesía, del decoro y del  trato mundano cuando resulta evidente su falsedad, pero muestra igualmente que, si queremos imitar la franqueza absoluta de Alceste, acabaremos solos, lejos de los demás (...) Esa hipocresía virtuosa permite simplemente aceitar un poco el engranaje social. Hay que saber no decir todo, porque hacerlo significa la guerra.”

(Frédéric Rouvillois, Dictionnaire nostalgique de la politesse, París, Flammarion, 2016.)

María Palomar

EL INFORMADOR valora la expresión libre de los usuarios en el sitio web y redes sociales del medio, pero aclara que la responsabilidad de los comentarios se atribuye a cada autor, al tiempo que exhorta a una comunicación respetuosa.

En caso de considerar que algún comentario no debería mostrarse por ofender a otras personas, instituciones, o ir contra la Ley, cualquier lector puede denunciarlo utilizando el botón de a la derecha de cada comentario.

PARA MOSTRAR LOS COMENTARIOS DE ESTA NOTA PULSA EN ESTE AVISO

:: Más Autores