Futbol sin balón Jueves, 25 Octubre 2012 por Ernesto López Mota

El volante del Guadalajara, Luis Ernesto Pérez, compareció este miércoles ante los medios de comunicación en conferencia de prensa, en una de las pocas ocasiones que lo han dejado hablar en Chivas, debido a sus varias lesiones que lo han dejado fuera de la alineación en ocho jornadas y que sólo lea han permitido jugar un partido completo en toda la temporada.

Luis Ernesto Pérez en sus declaraciones reveló otro “engaño sagrado” de su directiva, pues dijo que sus lesiones fueron dos desgarres que le desencadenaron una tercera complicación en el abdomen, mientras que los boletines oficiales de Chivas siempre manifestaron que la lesión de “Lucho” era una “inflamación en la inserción del tendón aductor derecho”.

En Chivas les da pavor que se sepa que las lesiones de sus jugadores este torneo son musculares, para no echar de cabeza el trabajo físico de los holandeses enviados por Johan Cruyff y por esa razón han tratado de ocultar o distorsionar el diagnóstico médico de varios jugadores cuando es por lesión muscular.

El kinesiólogo de Chivas ha tenido tanto trabajo de rehabilitación de lesionados musculares desde la llegada de los holandeses, que hasta le tuvieron que contratar un ayudante, se trata del rehabilitador argentino, Jorge Roch, quien llegó al Rebaño el mes pasado.

Veremos si en los próximo días la directiva de Chivas le cumple a Johan Cruyff nuevas peticiones, como ha sucedido desde que inició su proyecto.

Uno de los cambios que pueden ocurrir en el club de Verde Valle es la desaparición del gimnasio del club, ya que desde la llegada de los técnicos holandeses desterraron los trabajos físicos en el gimnasio en todas las categorías, incluyendo las fuerzas básicas.

Los jugadores de Chivas tienen prohibido entrar al gimnasio porque no están contemplados estos ejercicios en el programa holandés.

Los jugadores del primer equipo aveces a escondidas se meten a realizar algunos ejercicios, pero los de fuerzas básicas lo tienen completamente impedido.

El gimnasio del Guadalajara en Verde Valle tiene una gran cantidad de aparatos de todo tipo que los preparadores físicos y entrenadores anteriores utilizaron con regularidad.

No sería raro que para evitar la tentación de que algún jugador se meta al gimnasio se retiren todos los aparatos del club y se los lleven a otro lado, que puede ser una bodega del corporativo.

En Estudiantes Tecos tuvieron que llamar al portero del equipo de Segunda División, Samuel Ramírez, para incorporarlo al primer equipo, porque con los siete jugadores castigados (entre ellos los dos porteros) ya no completaban ni la banca para enfrentar a Leones Negros este viernes en el Estadio 3 de Marzo.

El plantel de Estudiantes Tecos en la Liga de Ascenso es de 24 jugadores, pero debido a las ausencias por la bronca contra Dorados, recibirán la oportunidad de jugar ante UdeG casi todos los suplentes.

El caso fortuito en Tecos es el del portero Mario Rodríguez, quien no estaba contemplado para actuar en este torneo porque no tuvo un arreglo económico satisfactorio, sin embargo quedó registrado ante la Liga y este viernes podrá jugar contra UdeG por las suspensiones de los arqueros, Lupe Martínez y Rafa Ramírez.

Comentarios: elopez@informador.com.mx